•  |
  •  |
  • END

El Proyecto ‘El futuro es joven’ impulsado con fondos de la Unión Europea, con sus socios, el Organismo No Gubernamental Italiano Movimiento Laicos para América Latina, la Alcaldía de Chinandega y la Asociación Juntos Somos Alternativa, entregó financiamiento a los primeros siete jóvenes microemprendedores del municipio de Chinandega de 152 mil habitantes.

De igual manera, el proyecto inició el tercer curso de formación para jóvenes emprendedores solidarios para luchar contra la pobreza en este municipio, cuyo grupo meta son muchachos de escasos recursos entre 18 y 29 años del área urbana y rural con prioridad a mujeres.

El Proyecto crea condiciones favorables al desarrollo socioeconómico de los jóvenes, y actúa en diferentes iniciativas como un centro municipal de servicios para el empleo y el emprendimiento juvenil que funciona en la comuna de Chinandega.

En ese lugar los muchachos reciben información acerca de oportunidades de empleo, cursos de formación de emprendedores solidarios. El proyecto en su primer año brindó servicios a más de 600 jóvenes, y se prevé un mínimo de 2 mil 500 jóvenes que serán apoyados en total durante los 3 años que dure.

Apoyo de diversas instituciones

Uno de los objetivos principales es la creación de una red de instituciones públicas y privadas como el Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA), Ministerio de Educación, Fundación Chinantlan, Casa del Joven, Instituto de Juventud y Deportes (INJUVE) entre otros.

Un total de 300 jóvenes serán capacitados para desarrollar su propio plan de negocios y otros temas relacionados para ser exitosos. Hasta la fecha han sido capacitados 55 muchachos, e inició otro curso con 35 jóvenes.

El proyecto facilita la creación de una Asociación de Jóvenes Emprendedores Solidarios creados por los capacitados; financia los mejores planes de negocios alrededor de 15 por cada uno presentados por los capacitados al comité de crédito.

El fondo social del proyecto es manejado por la Asociación Chinantlán de Chinandega, como un fondo revolvente, y los préstamos regresados son usados para financiar a otros jóvenes. Aplican una tasa de interés menor al uno por ciento sobre saldo y un nivel de garantía más bajo del monto prestado, sólo el 75 por ciento.

Llamado a triunfar

Federico Lagi, encargado del proyecto dijo que esta semana entregarán financiamiento a otro grupo de jóvenes organizados en grupos solidarios, los cuales impulsarán proyectos como: Ganado de engorde, pulperías, talabartería, venta de ropa ambulante, tiendas, entre otros.

“Hay tres grupos solidarios constituidos y uno individual que en los próximos días entregará su plan de negocio que será analizado por los miembros del comité de crédito. El proyecto durará cuarenta meses (tres años) cuenta con un fondo social de varios miles de euros, empezó el año pasado. El monto para cada plan de negocios es de cinco mil dólares. El proyecto no tendrá ganancias, y la garantía es la más baja del mundo, vale la pena arriesgarnos para ayudar a la juventud a salir de la extrema pobreza”, expresó Lagi.

José Manuel Espinoza, Presidente de la Asociación Juntos Somos Alternativa instó a los jóvenes emprendedores para que venzan obstáculos y triunfen con la diversidad de proyectos.

“Entregamos el diez por ciento del financiamiento, todo inicio es difícil, pero cumpliendo metas en nuestras vidas, triunfamos y salimos adelante. Ante las adversidades deben poner a prueba su capacidad emprendedora”, expresó.

Javier Espinoza, encargado de la Asociación Chinantlán dijo que funcionarán como microfinanciera y aportan el cinco por ciento del capital para financiar los proyectos, cuyo mayor porcentaje es financiado por la Unión Europea.

“El pago es a dos años con una tasa de interés del doce por ciento anual, una de las más bajas para incentivar la producción y el comercio de los jóvenes empredendores”, afirmó el funcionario.

María Liseth García Murillo, habitante del barrio “Camilo Ortega” de Chinandega dijo que con éxito impulsa el proyecto de alquiler de sillas, mesas y venta de piñatas para eventos, que le deja buenas ganancias.

Luis Manuel Reyes Sánchez, poblador del barrio La Florida de Chinandega, y estudiante del último año de la carrera de Derecho en la Unan-León expresó que recibió 35 mil córdobas para la instalación de una pulpería en su vecindad, y tiene fe que tendrá éxitos porque tiene experiencia en la venta de calzado.