•  |
  •  |
  • END

Los 365 días del recién culminado 2007 dieron lugar a acontecimientos que indudablemente captaron la atención de la mayoría de los habitantes del departamento de Granada.

Lo lamentable es que dichos eventos originaron críticas negativas para algunos de los personajes de las historias que vamos a recordar en este recuento de los hechos más relevantes del año que terminó.


Cae el edil Chamorro
La salida deshonrosa del ex alcalde del Frente Sandinista de Liberación Nacional, Álvaro Chamorro Mora, por innumerables actos de corrupción, fue indudablemente uno de ellos.

Los malos manejos de Chamorro Mora ocasionaron en 2005 pérdidas por varios millones de córdobas, según el arquitecto Fernando López, Presidente de la Comisión de Finanzas y Presupuestos de la alcaldía.

En ese año hubo varios proyectos que fueron evaluados y fueron pagados por la municipalidad sin haberse concluidos, lo que generó pérdidas que superaron los 3 millones de córdobas
Según López, de acuerdo a una auditoría de la Contraloría General de la República hecha en 2005, Chamorro también movió 80 mil dólares destinados para un proyecto en Zapatera donados por el Principado de Asturias, los que utilizó para pagos corrientes.

“Aunque posteriormente el dinero lo devolvieron, eso está penado por la ley, porque no se puede hacer manejos antojadizos de los fondos de la municipalidad sin haber pedido autorización a los donantes e informado a la Contraloría”, manifestó.


El elemento político
En 2006, esos malos manejos también causaron continuas huelgas de parte de los que reclamaban el incumplimiento de algunos acuerdos del convenio colectivo, entre ellos el ciento por ciento del pago del salario y la entrega de dinero para la compra de medicamentos.

Para el arquitecto, en realidad la salida de Chamorro de la alcaldía tuvo como trasfondo político un recambio en la imagen del Frente de Sandinista con miras en las elecciones municipales de este 2008.

“Como sabemos, es una alcaldía que no fue ganada por el Frente, y al ver una administración tan deficiente, se dieron cuenta que era necesario hacer un giro en el timón, al menos uno o dos años antes de las elecciones”, señaló.


El despido de los trabajadores de Enacal
Posteriormente, en abril se dio el despido masivo de los trabajadores de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, Enacal. La suma de despedidos llegó a 62, incluyendo entre ellos a conductores, fontaneros, operadores, supervisores, cajeros, analistas comerciales, secretarias, técnicos y mecánicos.

Según los trabajadores, el despido se dio como represalia a la huelga que realizaron los días 9, 10 y 11 de mayo de este año, en la que reclamaban el cumplimiento del convenio colectivo.

El mismo 11 de mayo, dicha huelga fue declarada ilegal por el Ministerio del Trabajo, Mitrab, que mediante resolución número 094-07 señaló que en un plazo de 48 horas los trabajadores debían incorporarse a sus puestos de trabajo.

Posteriormente, a finales de octubre, Ricardo Ramos y Luis Castillo Morales, ambos trabajadores de Enacal, iniciaron una huelga de hambre en repudio a lo que consideraban arbitrariedades por parte de la presidenta ejecutiva de la entidad, Ruth Selma Herrera.

En ese entonces, el ex Secretario de Conflictos del Sindicato de Trabajadores, Gustavo Morales, manifestó que en reiteradas ocasiones solicitaron una respuesta a un recurso interpuesto ante el Tribunal de Apelaciones de Granada, TAG, pero éste nunca se pronunció.

A ese silencio se debió la instalación de una champa frente a los juzgados, en la que por varios días ambos trabajadores mantuvieron la huelga de hambre. Pero fue hasta los primeros días de diciembre que el Juzgado Civil de Distrito de Granada falló a favor de la demanda laboral con acción de reintegro, pago de salarios dejados de percibir, prestaciones y beneficios sociales.

Es hoy y el delegado departamental de Enacal, Elvin Hernández, manifiesta que el reintegro resuelto por el Mitrab el 11 de mayo no se hizo efectivo porque los trabajadores no se presentaron dentro de las 48 horas que establecía el plazo. Sobre el fallo judicial, dijo que la entidad no se dio por enterada.


Asesinan atrozmente a norteamericana
En cuanto a hechos sangrientos, el primero se dio la madrugada del viernes 25 de mayo, cuando la norteamericana de 49 años, Lemon Grove, dormía en una de las habitaciones de su casa, ubicada del puente de Papá Q, dos cuadras al norte.

El suceso ocurrió a las 2:50 de la madrugada, cuando Carlos Aguilar Barberena, de 21 años, cruzó una tapia de tres metros de alto e ingresó a la casa de Lemon con supuestas intenciones de robar.

Sin embargo, según conclusiones de la Policía y la Fiscalía, la víctima, al escuchar ruido, se despertó y sorprendió a Aguilar Barberena.

Las evidencias demuestran que a Lemon le dejaron caer en la cabeza una maceta que, entre otras cosas, le ocasionó fractura nasal, fractura maxilar izquierda y trauma craneoencefálico severo.

El jurado de conciencia del juicio realizado el martes 21 de agosto, compuesto por seis miembros, encontró culpable a Barberena y fue condenado a 25 años de prisión, los que deberá cumplir en el Sistema Penitenciario Regional de Granada.

El caso se caracterizó por ser el primero en Granada en el que se utilizó la prueba de ADN para confirmar un delito de este tipo. El análisis fue realizado por la también norteamericana Tina Marie Delgado, en uno de los laboratorios del FBI en los Estados Unidos.

Asesinan a bombero durante asalto a Wester Union
El 12 de diciembre los granadinos nuevamente se sintieron conmocionados, después que los medios informaran sobre la noticia de un asalto a la empresa de remesas Wester Union, en el que ultimaron a un bombero voluntario.

El bombero Delvin José Mercado, de 19 años, habitante de la comarca El Guayabito, jurisdicción del municipio de Diriomo, se encontraba en las instalaciones del Benemérito Cuerpo de Bomberos cuando escuchó los gritos de una trabajadora de la empresa, y salió corriendo en su auxilio, pero al llegar a la entrada se encontró con los sujetos que le dieron muerte.

Mercado recibió un disparo en el pecho que le perforó el corazón y murió media hora después de llegar a la sala de emergencias del Hospital Amistad Japón-Nicaragua, donde los médicos lamentablemente no pudieron hacer nada. En el asalto también resultó herido el bombero Juan Sevilla.

Durante el operativo, la Policía encontró en el kilómetro 37 y medio de la carretera Granada-Masaya la camioneta Chevrolet, blanca, placa M-080909, en la que se movilizaban los asaltantes.

Los agentes informaron que el vehículo probablemente había sido abandonado porque un árbol caído que estaba en el camino obstaculizó la huida. Sin embargo, más tarde, la Policía Nacional tenía en su poder los retratos hablados de los cinco asaltantes, incluyendo a una mujer de nombre María Lourdes Ramírez, quien se encuentra detenida en la jefatura departamental.

En conferencia de prensa, el capitán Alonso Carrillo, de la policía de Granada, confirmó que los asaltantes se llevaron 21,000 dólares y 18,000 córdobas.

En lo que respecta a Mercado, fue velado el mismo día en las instalaciones del Benemérito Cuerpo de Bomberos, y sepultado en su natal Guayabito el 14 de diciembre, donde fue ascendido póstumamente.


La liberación del estadounidense
Eric Volz
El último acontecimiento ocurrido en la colonial Granada estuvo en la mira de los medios nacionales e internacionales, pues fue un hecho sin precedentes en la historia reciente de este municipio, y probablemente de Nicaragua.

Dos magistrados de la Sala Penal del Tribunal de Apelaciones de Granada declararon no culpable al estadounidense Eric Stanley Volz, a quien la jueza de Rivas, Iveth Toruño, había condenado a 30 años de prisión por el asesinato de la sanjuaneña Doris Ivania Jiménez Alvarado.

El asesinato ocurrió el 21 de noviembre de 2006 en el puerto de San Juan del Sur, donde la muchacha tenía una tienda de venta de ropa, “Sol Fashion”, local donde fue encontrada asesinada, violada.

Por la saña con que fue cometido el crimen, la noticia acaparó la atención de casi todo el país, y aunque después de la sentencia de culpabilidad emitida por la jueza Toruño en febrero de 2007 el caso bajó de perfil, resurgió enérgicamente el 17 de diciembre cuando los magistrados liberales Roberto Rodríguez y Alejandro Estrada, del Tribunal de Apelaciones de Granada, decidieron dejarlo en libertad.

Pese al desacuerdo del presidente del Tribunal, Norman Miranda, y a los recursos interpuestos por la Fiscalía, Volz quedó en libertad el viernes 21 de diciembre y dejó el país en medio de una gran polémica, en la que la principal protagonista vuelve a ser la justicia nicaragüense.