Yelba Tablada
  •  |
  •  |
  • END

JUIGALPA

Un ligero incremento en las infecciones respiratorias y diarreicas registra el Minsa local, debido a la llegada del invierno. “Estamos trabajando con la prevención de estas enfermedades”, informó la doctora Dilma María Sirias, responsable de la vigilancia epidemiológica del Minsa-Juigalpa.

“Estamos impartiendo charlas educativas a la población en las salas de espera y la oportunidad que algunos medios de comunicación nos brindan para llegar a los hogares y evitar de esa manera las afectaciones en la población infantil”, explicó la galeno.

Detalló la profesional de la medicina, que en la hoja de consulta atienden múltiples patologías: infecciones en vías urinarias, enfermedades crónicas, convulsiones, migrañas y parasitosis, pero las Ira y diarreas son las que ocupan el primer lugar.

Barrios afectados

Expresó que no hay lugares específicos con mayor afectación, “las enfermedades se registran en las diferentes zonas y barrios de Juigalpa”.

Recomendó la doctora Sirias a las amas de casa, mantener la higiene en el hogar, el lavado de manos, el cuido de los niños y la eliminación de los criaderos del mosquito transmisor del dengue.

“Tenemos un equipo que se está encargando de la abatización y llamamos a la población a atender las recomendaciones del Ministerio de Salud para evitar las enfermedades sujetas a vigilancia”, solicitó la doctora Sirias.

Hospital lleno de niños

El invierno se instaló y en la sala de Pediatría del Hospital Asunción de Juigalpa, se registra un incremento de pacientes menores de cinco años que en su mayoría presentan diarrea y enfermedades respiratorias, los que son atendidos con prioridad y además, les aplican el medicamento adecuado para controlar el trastorno en su salud.

La enfermera María Eugenia Campos informó, que sólo la mañana del domingo ingresaron a este centro asistencial ocho niños de diferentes municipios de la Región Central, presentando las patologías mencionadas.

En la actualidad se contabilizan 15 pacientes que mantienen bien poblada la sala de Pediatría y el área de quemados que ahora es utilizada como cuidados críticos donde ubican a los infantes que presentan mayores complicaciones.

Todavía no se reporta ningún fallecimiento en esa área del hospital, debido a la rápida intervención del personal de salud y la aplicación del medicamento adecuado para frustrar cualquier complicación en el paciente.

Manifestó la enfermera María Eugenia Campos, que cuando le dan de alta a un infante, lo primero que le recomiendan a la madre de familia, es no exponer al cambio de clima al infante y garantizar la alimentación correcta que le ayuda a recuperar las defensas perdidas.

Desde el martes pasado, doña Maritza Moraga ingresó al Hospital Asunción con su menor hija procedente de Nueva Guinea, después que la niña presentó un cuadro de neumonía y con la ayuda de los médicos, la pequeña ha logrado recuperar su salud y posiblemente en los próximos días le darán de alta.