Máximo Rugama
  •  |
  •  |
  • END

Una demanda para que desde las entidades del Estado sea efectivo un plan estratégico para prevenir y enfrentar la violencia sexual e intrafamiliar, presentaron decenas de féminas que participaron en un seminario-taller sobre políticas locales hacia la mujer.

El evento fue promovido por el Movimiento de Mujeres “Luisa Amanda Espinosa”, en coordinación con las autoridades de la oficina en Nicaragua de la Fundación Fredrich Evert en Centroamérica, y se denominó Agendas políticas, la violencia social e intrafamiliar en Estelí y su dirección en el contexto de una política municipal de seguridad ciudadana.

En el seminario de capacitación de igual forma participaron varios dirigentes comunitarios y promotores sociales que están contra la violencia en todas sus manifestaciones. Señalaron la importancia de trabajar la salud mental de las víctimas de violencia intrafamiliar.

De igual forma, los equipos de trabajo de la Casa de la Mujer “Mercedes Rosales” de esta ciudad, también trabajan en la prevención de los embarazos en adolescentes.

Sobre demanda de casas

Otra demanda es que si el Estado o los gobiernos municipales benefician con la entrega o financiamiento para adquirir casas, que éstas sean otorgadas al núcleo familiar o sólo a la mujer, porque las féminas son más cuidadosas.

También fueron objeto de análisis los problemas de alteración al orden y la tranquilidad ciudadana que propician los grupos juveniles al escenificar reyertas callejeras.

Pero también en este aspecto criticaron a muchos padres de familia que se convierten en cómplices o encubridores de los daños o delitos que cometen sus hijos.

Pero eso no termina en ese aspecto porque también dijeron que las fuerzas policiales se ven limitadas en su accionar por la falta de recursos.

Por su parte, Amanda zapata, del barrio “Oscar Gámez” II, dijo que este tipo de talleres son de vital importancia porque además de recibir información, plantean sus principales problemas y demandas.

Detalló que hace falta la creación de mecanismos que permitan mejor comunicación con todos los poderes del Estado a fin de definir una política más coherente para apoyar al sector.

No todo es negativo

Martha Azucena Picado Gutiérrez señaló que no todo es negativo y que este tipo de eventos les ayuda a intercambiar experiencias.

Sugirió que estas actividades las realicen de forma más sistemática para trabajar en función de enfrentar los problemas.

El joven Abimaleth Caballero, del barrio Villa Esperanza, detalló que el taller fue importante sobre todo porque les permite convertirse en promotores de la prevención de todos los tipos de violencia.