•  |
  •  |
  • END

La  Policía Nacional inauguró la tarde de ayer un Centro de Emergencias en la delegación del municipio de Granada, a través del cual las autoridades brindarán mejor atención a las necesidades de los 120 mil habitantes que existen en la localidad. En la nueva oficina las autoridades instalaron una computadora con un sistema automatizado que recogerá información interna y externa de la institución.

“Esto produce boletines cada 24 horas. Hay boletines para la jefatura de la Policía y hay para los medios de comunicación, pero también recogemos la información de cada minuto del día”, manifestó el jefe de la Secretaría Ejecutiva de Granada, Subcomisionado, Luis Alonso Carrillo.

Llamando al 118

Entre los  equipos instalados sobresale el de llamadas telefónicas del 118, por medio del que los granadinos tendrán la facilidad de reportar los delitos o  incidencias. “Desde que los ciudadanos llaman del barrio o la comarca, nosotros le vamos dando seguimiento al caso, a través de lo que llamamos la ruta crítica, hasta el momento en que llega la patrulla”.

El Centro consta, además, de un quipo de radio para recepcionar la información que previamente será suministrada por un oficial quien, a su vez estará atendiendo las llamadas telefónicas de la población. “Los primeros en llegar al lugar serán los compañeros de la patrulla, ellos van a decir si necesitan algún equipo técnico de investigación, de la Comisaría de la Mujer, de la dirección de armas o de cualquier otra área”, señaló Carrillo.

Al respecto, la  primera comisionada, Aminta Granera, resaltó que el equipamiento técnico de la delegación policial vendrá a optimizar la seguridad de los visitantes en la ciudad colonial y agradeció la donación de dos motocicletas que hiciera el alcalde de Granada, Eulogio Mejía Marenco, quien gestionó con el Concejo, la compra de las unidades. “Esto nos va a permitir atender a los ciudadanos que nos necesiten y poder llegar al lugar en unos diez minutos”, dijo. Sin embargo,  la directora no quiso  precisar en la cantidad invertida y sólo se limitó a decir que requirieron de la disponibilidad humana de la institución.