•  |
  •  |
  • END

LAS MINAS

Una labor social agotadora, pero necesaria, siendo la educación y sensibilización la más importante, fue la jornada de limpieza general que llevaron a cabo con la participación ciudadana las municipalidades de Las Minas, en celebración del Día Mundial del Medio Ambiente.

Desde tempranas horas, empleados de los gobiernos locales autónomos, respaldados con camiones de empresas privadas, y con cientos de jóvenes y adultos, organizados en brigadas ecológicas unieron esfuerzos para un trabajo contra la basura en barrios de esas localidades, recogiendo unas 60 toneladas de todo tipo de desperdicios, que luego fueron depositadas en áreas destinadas para tal fin.

Pero no sólo fue con limpieza que se conmemoró el Día del Medio Ambiente en Las Minas, sino que las autoridades locales aprovecharon los medios de comunicación que tienen a su alcance, para promover conciencia, en cuanto a prevenir acciones que causan la degradación ambiental y contribuyen al exterminio de los recursos naturales y la vida de las personas.

Por sociedad sostenible

Según resolución 2994 del 15 de diciembre de 1972, la ONU declaró el 6 de junio como Día del Medio Ambiente, y tiene como finalidad incentivar el factor humano como agente de cambio para lograr una sociedad más sostenible y equitativa, donde prevalezca un espíritu más comunicativo y cooperativo, es decir darle cara humana a los temas ambientales.

La fecha ha servido para que instituciones mundiales hayan hecho hincapié en los peligros del calentamiento global. Por ejemplo la Organización de Naciones Unidas, ha levantado la voz de alarma al proclamar en su día que el cambio climático “es una amenaza para la seguridad de la Tierra”.

Una llamada de atención que algunos países han recibido con cierta indiferencia, mientras otros impulsan políticas en defensa del medio ambiente. Hace poco, el Foro Humanitario Global (GHF por sus siglas en inglés), advirtió que el cambio climático causa la muerte de unas 315 mil personas al año por hambrunas, enfermedades o desastres naturales que se derivan del mismo y se espera que la cifra anual se eleve a medio millón para el año 2030.