•  |
  •  |
  • END

DIRIAMBA, CARAZO
Con una buena noticia cerró 2007 el alcalde de Diriamba, ingeniero Fernando Baltodano, tras informar que en pocos meses decenas de familias de Casares, La Boquita y comunidades aledañas contarán con el servicio de agua potable gracias a las gestiones del gobierno municipal y al respaldo del gobierno central.

Según el edil, el proyecto “Agua Potable para las comunidades de Casares y La Boquita” está en marcha, y en el proceso de licitación de la obra participaron siete oferentes, proceso que se desarrolló de forma transparente, tal como lo exigen las instancias fiscalizadoras del país.

También inicia
reparación de vía
El proyecto, junto al de la carretera que ya comenzó, es sin lugar a dudas lo más trascendental de la administración que encabeza el alcalde convergente, y tiene un costo superior a los 8 millones de córdobas, dinero que aporta el Fondo Social de Emergencia, FISE, con una cuantiosa contrapartida del gobierno municipal, sobre todo en lo referido a la formulación del proyecto, cuya fecha de entrega a partir de su adjudicación será en 240 días.

Con este proyecto, señaló Baltodano, serán beneficiados seis mil habitantes de la zona, pero el beneficio será mayor cuando llegue la época de verano y miles de turistas, tanto nacionales como extranjeros, lleguen a los balnearios, que a pesar del estado de la carretera, siguen siendo de mucha atracción.

Tres proyectos
anteriores
Por su lado, la arquitecta Nidia Liseth Álvarez, dijo que antes de este proyecto hubo tres intentos para llevar agua potable a los habitantes de Casares y La Boquita, y ni uno dio resultado porque las aguas están demasiadas profundas y con demasiada sal debido a la cercanía de la playa.

No obstante, ahora desde Jobo Dulce se llevará la tubería, y en ese sitio se abrirá un pozo para llevar el agua por conducción a los habitantes de Casares, La Boquita y sus comunidades.

El secretario del Concejo, Sergio Chamorro, valoró como trascendental este proyecto, y al ser consultado sobre el avance de la carretera, dijo que ya hubo desembolsos de parte del MTI, y que existe un compromiso de la empresa constructora que ganó la licitación.

En ese sentido expresó que la alcaldía lleva su propio control, pero también las entidades que financian hacen lo suyo, por lo que existe garantía de que las constructoras harán bien el trabajo y en la fecha que indican al momento de ser oferentes, dijo Chamorro.