•  |
  •  |
  • END

San Antonio de Padua se engalana este año y el barrio que lleva el mismo nombre, de la jurisdicción de Jinotepe, Carazo, celebra su fiesta religiosa por primera vez con serenata y hasta con un concierto de la agrupación sanmarqueña, FUZION 4.

Al decir verdad, este barrio pintoresco y peculiar echará la casa por la ventana este viernes 12 de junio, cuando despunta su agenda cristiana a las cuatro de la tarde con el encuentro de San Antonio con las imágenes de San Caralampio y Santiaguito en la Plaza de los Bomberos donde las tres imágenes serán acompañadas por los pobladores de Carazo, que se dirigirán al templo religioso para escuchar la eucaristía que oficiará el reverendo Edwin Román Calderón.

Posteriormente a las seis de la tarde, los príncipes de la cumbia, FUZION 4 deleitarán con sus melodías a toda la feligresía; el escenario será el atrio de la iglesia de San Antonio.

Este año Producciones Geovhannya, junto al matrimonio de Denis Fonseca y Xiomara Mendieta, regalaron más de diez mil córdobas que fueron invertidos en pólvora china, para que todos los creyentes y visitantes de otros departamentos gocen de los espectaculares juegos pirotécnicos que se detonarán a las doce de la noche cuando los integrantes del Mariachi Real, encabezados por el popular “charro” entonen la serenata al homenajeado de esa noche.

Al día siguiente el 13 de junio, propio día de los “toñitos y las toñitas”, a las 12 del mediodía en los predios de la casa cural, los grupos parroquiales repartirán comidas varias como el riquísimo guiso, sin olvidar la refrescante chicha de jengibre y de maíz.

Ese mismo día, a las cinco de la tarde, la homilía será presidida por Monseñor Leopoldo Brenes Solórzano, arzobispo de Managua y sacerdotes invitados, seguidamente saldrá la procesión por las principales calles de la ciudad para despedir a sus vecinos, San Caralampio, de la ciudad de Diriamba y a su paisano Santiaguito de la parroquia en Jinotepe.

Finalmente el 18 de junio concluyen las fiestas con una misa y subida de la imagen de San Antonio a su trono para esperar de nuevo las celebraciones el próximo año.