• Rivas, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El incremento del pasaje, impuesto ilegalmente por los buseros, generó desde un inicio el descontento de los usuarios y pese a constantes denuncias y quejas, las autoridades del Ministerio de Trasporte e Infraestructura (MTI) no se han pronunciado y continúan permitiendo el cobro de tarifas no establecidas.

En el caso de los buses expresos que cubren la ruta Peñas Blancas-Managua, los transportistas decidieron incrementar el valor del pasaje de C$87 a C$125 y en un inicio aducían que el aumentó se debía a la escasez de pasajeros debido a la situación que atravesaba el país y porque debían desviarse por rutas alternas para esquivar tranques.

Sin embargo, el precio de los pasajes se mantiene hasta hoy.

El costo del pasaje de los buses ruteados que brindan el servicio entre las ciudades de Rivas y Managua pasó de C$ 56 a C$85 y las alzas también fueron extensivas a todo el corredor sur, desapareciendo de esa manera la tarifa que autorizó el MTI el 10 de abril del 2017.

A los “expresos” que viajan de Rivas a Managua que tenían una tarifa de C$72 se les incrementó C$28 y en el caso de interlocales que viajan de Rivas a Jinotepe el valor del pasaje pasó de C$35 a C$50.

Soraya Bermúdez, una ciudadana que con frecuencia viaja entre Managua y Peñas Blancas, asegura que el MTI, ya debe manifestarse sobre este incremento y buscar cómo proteger a los usuarios.

“Ya tienen más de un año imponiendo esta tarifa ilegal y lo peor es que yo viajo en buses expresos que nada tienen de expresos porque hasta rótulos señalizados tienen en algunos puntos donde se detienen a subir pasajeros como sucede al oeste de la rotonda de Nindirí y en el sector de los tanques de Masaya”, explicó Bermúdez.

Estos transportistas se detienen en otros puntos concurridos como Nandaime, el sector de la rotonda de Catarina, entrada de Diría y nadie los multa y que cuando los pasajeros reclaman nadie los escucha y por esta misma razón los buseros han impuesto su tarifa, expresó la usuaria.

El economista rivense Sergio Chavarría asegura que dicho incremento afecta los bolsillos y poder adquisitivo de los usuarios y sus respectivas familias y considera que el MTI está obligado a pronunciarse.

El incremento en el precio del pasaje de los buses solo es posible con autorización del MTI y que si no está autorizado, es ilegal y especulativo y hace que el dinero de las familias tenga menos valor adquisitivo, sostuvo.

Ramón Catillo López, otro de los usuarios que con frecuencia viaja en buses de transporte colectivo, relató que la tarifa impuesta por los transportistas ha ocasionado fuertes discusiones entre pasajeros y buseros en algunos casos.

“He visto estas discusiones que surgen cuando cobran el pasaje a gente que desconoce de los incrementos y se sorprende por el aumento o porque cobran un recorrido de los tanque de Masaya a Rivas como que si uno viniera de Managua y pienso que ya es hora de que pongan orden y se aclaré esta situación”, indicó.

Un dirigente de los transportistas rivenses que prefirió el anonimato aseguró que el gremio acordó hacer el incremento debido al aumento en los precios del combustible, así como llantas, baterías y la compra de otros repuestos que requieren sus unidades.

“Hasta el momento no hemos tenido inconvenientes con esta tarifas porque también hay que tener en cuenta que la demanda de pasajeros no se ha estabilizado”, explicó el transportista.