•  |
  •  |
  • END

Productores y productoras integrados en los nuevos núcleos del Proyecto Occidente Ganadero que ejecuta la Cuenta Reto del Milenio   (CRM) serán beneficiados con el programa de inseminación artificial para cambiar el material genético existente en cada finca.

Esta oportunidad será posible gracias a que la CRM contrató los servicios de la empresa Reproducción Tecnológica y Salud Animal S.A. (Reprrotecsa), la cual posee semen de los mejores toros del mundo, accesible a los clientes del Proyecto en los departamentos de León y Chinandega.

Por cada tres vacas que el productor escoja, el costo de dos será asumido por la CRM y la última por el productor a un precio negociado.

La inseminación artificial es una herramienta que utilizan los ganaderos para tener mejores ejemplares, los cuales se busca sean de mejor producción lechera y  contextura física.

Frutos inmediatos

Leonila Moncada, habitante de la comarca La Picota, jurisdicción del municipio de El Viejo, entró en la primera etapa de trabajo de Reprotecsa, y al mandar a su ahijado Carlos Jarquín Martínez al curso de Sanidad animal e inseminación impartido en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, UNAN-León, aliado estratégico del Proyecto Occidente Ganadero, logró que al menos cinco vacas resultaran preñadas, cuyos partos están programados para el próximo septiembre.

Carlos Jarquín fue el mejor de su grupo, por lo que (Reprrotecsa) lo contrató para hacer las palpaciones en las fincas núcleos de Chinandega.

Contratarán a ocho egresados

En esta segunda vuelta serán contratados ocho egresados más, provenientes de las comunidades donde fueron seleccionados para los cursos de esa casa de estudios superiores.

Jarquín se mostró contento con su puesto de trabajo. “Buscaré vacas que se encuentren en celo natural y vacas que repitieran celo después de la primera inseminación”, explicó.

Willy Flores Díaz, Gerente General de (Reprrotecsa), declaró que en la primera rotación se preñaron 405 vacas, que corresponde a 30 por ciento del total de mil 560 vacas palpadas, lo cual considera satisfactorio, porque el trabajo se realizó en el verano.

Dijo que en la segunda fase existen 500 vacas en monitoreo y estiman que la cantidad aumentará porque tienen buena alimentación, se superaron dificultades y el ambiente climático es favorable.