Ingrid Duarte
  •  |
  •  |
  • END

La delegación del Ministerio de la Familia en el departamento de Granada realizó la promoción de la Escuela de Formación de Padres y Madres en Valores, a través de la que pretenden impulsar una fluida comunicación entre los progenitores y sus hijos. El acto, en el que 47 padres y madres recibieron sus diplomas de participación, se llevó a cabo en el Salón de Sesiones “Manolo Cuadra”, del Palacio de la Cultura “Joaquín Pasos Argüello”.

Por medio de un sociodrama sobre violencia intrafamiliar, los  muchachos ratificaron su deseo de mantener una mejor comunicación con sus padres, buscar alternativas para que los adolescentes se aparten de las drogas y eviten consecuencias de esas actividades, incluyendo la prostitución y las infecciones de transmisión sexual.

La señora Lucrecia Castillo manifestó  que “se deben reconocer los valores humanos, debemos aprender de nuestros fracasos, no dejarnos doblegar, levantarnos de cada caída y seguir adelante, es importante la revisión de cada uno de nosotros, aceptándonos tal como somos, con virtudes y talentos, pensar qué queremos en la vida y no seguir permitiendo abusos y violencias.”

 
Continuar con escuelas
Doña Lucrecia también instó al Ministerio de la Familia a continuar con la Escuela de Formación de Padres y Madres en Valores, porque “hemos aprendido a tratar mejor a nuestros hijos”. Por su parte, la delegada departamental, Rosario Caldera López, hizo un reconocimiento a quienes han recibido la capacitación, a sus hijos, al personal técnico de la institución y sobre todo a las niñas del Hogar Alegría.

La delegada se refirió brevemente al caso de seis niños que en días anteriores fueron encontrados en las calles de Granada dopados (inhalando pega), y de quienes se desconocen detalles. “Es por eso que son necesarias las escuelas para padres y madres en valores”, enfatizó la funcionaria.