•  |
  •  |
  • END

La seguridad ciudadana constituye un factor importante para el desarrollo, crecimiento económico y social de toda la población y es por eso que la Policía Nacional y otras instituciones están trabajando con el propósito de disminuir los eventos delictivos e integrar a los adolescentes en riesgo en actividades recreativas y de convivencia ciudadana.

“Los jóvenes que son el futuro de Nicaragua y los que sacarán a nuestro país adelante, actualmente estamos realizando un arduo proceso de transformación de actitudes con 120 jóvenes, habitantes de los barrios de los ocho municipios de Carazo, venciendo las adversidades de los sectores que inciden en la juventud, en las drogas y en las refavorables costumbres
en las que fueron creciendo algunos de ellos”, indicó el comisionado Roberto Lainez, segundo jefe de la institución policial.

Forman ligas deportivas

El comisionado Lainez declaró a END que desde hace varios meses se están promoviendo las ligas de béisbol, fútbol sala y campo, para lograr captar en su mayoría a jóvenes de ambos sexos que están en riesgo, a que se integren a la sociedad mediante las prácticas recreativas y deportivas que facilitan el funcionamiento del sistema psicológico del ser humano hasta llevarlos a una relación con mayor comunicación”.

El oficial Félix Espinoza, responsable de seguridad ciudadana en Carazo, manifestó que “los jóvenes en riesgo hoy en día deben de ser prudentes, tolerantes, respetuosos y perseverantes, que coadyuven a la prevención de la violencia, delincuencia y consumo de droga de la niñez, adolescencia y la juventud”.

“Queremos dejarestas prácticas”

En esta actividad encontramos a Gerald Barberena Morazán, de 18 años, habitante del municipio de Santa Teresa, éste expresó que “fui abandonado por mis padres y crecí en las calles aprendiendo sólo las acciones negativas, ahora ya estoy saliendo de la oscuridad y no pierdo las esperanzas de poder encontrar un trabajo digno y continuar con mis prácticas deportivas alejándome de los vicios y las malas costumbres”.

En Carazo la población se siente insegura ante los robos en sus tres formas de operar entre ellos robo con fuerza, intimidación y violencia, los que en su mayoría son autores jóvenes que tarde o temprano tendrán que comprender el mensaje.