Máximo Rugama
  •  |
  •  |
  • END

Una denuncia contra el Director General de Aduanas, Eddy Medrano Soto, hicieron miembros de un bufete jurídico que aglutina a juristas de Madriz y Estelí, ya que Medrano Soto dice que no devolverá cerca de 150 mil dólares que le pertenecen a un ciudadano de origen hondureño, a quien el Ministerio Público acusó por el delito de contrabando, pero que luego un tribunal de jurado emitió resolución de no culpabilidad.

Los juristas Boanerges Moreno, radicado en Estelí, José Evenor Peralta González y Arsenio López, con residencia en Somoto, representaron a Luis Alfonso Alvarado, en un proceso penal que el Ministerio Público de Madriz formuló al ciudadano de origen hondureño, al que acusaron por el delito de contrabando.

La audiencia preliminar tuvo lugar el 31 de octubre de 2008 y ocho días después la audiencia inicial. El 17 de febrero de 2009 Alvarado fue llevado a juicio oral y público donde un tribunal de conciencia emitió una resolución de no culpabilidad, proceso que según el doctor Boanerges Moreno fue llevado con todos los requerimientos que las leyes establecen.

Dinero se hizo humo

A las audiencias y al juicio oral y público también se personó la Procuraduría de Madriz, pero ahora, para que le devuelvan parte de los bienes y el dinero al aludido, que no aparece por ningún lado, dijo Moreno.

Una vez que sucedieron estos hechos, el juez respectivo, doctor Isaías Parrales, que estaba asumiendo como propietario, de acuerdo a lo establecido en las leyes, emitió su sentencia y en la misma, manda que le restituyan todos los bienes y dinero que le fueron ocupados por la Policía y por la Dirección General de Aduanas, al hondureño Luis Alfonso Alvarado.

Entre los bienes ocupados por la Policía estaba una camioneta y un teléfono celular, lo que las autoridades policiales tenían custodiando, una vez que el judicial emitió la resolución, fueron entregados. Lo actuado por Isaías Parrales, fue ratificado por el juez propietario Sabino Hernández.

El caso de Aduanas

En momento y por jurisdicción, la Dirección General de Aduanas mandó a la Policía a depositar a la cuenta número 281283759 de la sucursal Bancentro de Ocotal, la suma de 135 mil 679 dólares con ochenta centavos, cantidad que fue ocupada a Luis Alfonso Alvarado.

Como la Procuraduría y la Fiscalía no estaban conforme con la sentencia emitida por el juzgado, recurrieron ante los magistrados de la sala penal del Tribunal Regional de Apelaciones de Estelí, pero éstos el 23 de abril ratificaron todo lo actuado.

Los juristas indicaron que tanto la Fiscalía como la Procuraduría no podían recurrir de amparo contra la resolución emitida por los miembros del jurado, de acuerdo con las leyes.

Como ambas instancias no recurrieron de casación, es decir ante la sala penal de la Corte Suprema de Justicia, porque se les venció el término respectivo, la sentencia quedó firme en todas y cada una de sus partes dictadas por el judicial en primera instancia.

No obstante, ante esa situación, Luis Alfonso Alvarado, a través de sus abogados solicitó a las autoridades judiciales le entregaran el dinero, es decir los dólares que retuvo la Dirección General de Aduanas, pero su titular, Eddy Medrano Soto, ha actuado con evasivas en al menos seis veces, y se ha empecinado en no devolver el dinero, afirma el doctor Moreno.

Indicó que emprenderán un proceso judicial en contra del titular de la DGA por daños y perjuicios, ante la negativa de hacer efectiva la entrega del dinero.