•  |
  •  |
  • END

(Colaboración)

Reconocimiento a fundador del hipismo
La Alcaldía de Jinotepe, en un acto realizado en el atrio de la iglesia, entregó un diploma de reconocimiento al señor Orlando Rodríguez, conocido cariñosamente como “El Picudo”, uno de los fundadores del Club Hípico en Jinotepe, hace 56 años. Orlando residente en Masaya se excusó de asistir al acto por motivos de salud.

En Diriamba se empezó con el desfile en 1954. El alcalde Oscar Tardencilla recordó que en 1959 llegó a la ciudad el primer caballo de raza española que fue todo un acontecimiento. El primer desfile se organizó en los patios de la casa del difunto José María Rodríguez, frente al parque Los Chocoyitos. Estos desfiles hípicos se extendieron a todo el país. Hoy esos desfiles son esperados por los vendedores de gaseosas y otras chucherías.

Sacerdote impone banda a novia
El padre Eddy Rojas, cura párroco de la iglesia de Ticuantepe, sorprendió a muchos al declararse como gran amante del hipismo al llegar en su caballo para imponer junto el alcalde de Jinotepe, la banda a la novia del desfile hípico del 12 de julio, Lucía Valeria Acevedo Gutiérrez.

El cura Rojas, se declaró un gran amante de los equinos y juegos de toros desde chavalo por tradición familiar. Recordó que la Iglesia Católica fue la primera que trajo briosos corceles que sirvieron para evangelizar. Dijo que no teme a las críticas por desfilar en un caballo porque es una cultura que hay que apoyar.

Dijo que oraría para que se termine la costumbre de consumir licor en los desfiles hípicos y que no es recomendable hacerlo en ninguna fiesta.

Público critica y sugiere hipódromo
Decenas de caraceños se han pronunciado contra estos desfiles por el consumo de licor, donde hasta los policías son atropellados, tal como sucedió en Masatepe hace 3 años.

El ingeniero Róger Romero, sugiere que los hípicos, que cuentan con suficientes recursos económicos, que se deduce al exhibirse en briosos corceles que cuestan miles de dólares, perfectamente pueden construir su propio campo o hipódromo para seguridad del público. Eso, dijo Romero, podría atraer más turismo a Carazo.

Fidel Narváez Pérez sostuvo que en realidad los desfiles son una diversión pasajera para la gente. Fidel, recordó que don Horacio Lara en su residencia frente a la casa cural, tenía un precioso caballo peruano llamado Flor de Lima que era un gran atractivo cuando lo sacaba a pasear.

Edwin Cajina, conocido como “Agüero” en Santa Teresa, fue tajante: “Para mí eso no es diversión, jamás he perdido mi tiempo para ver a un adinerado montando un caballo. Esos desfiles son una ofensa al pueblo pobre exhibiendo caballos de 30 mil o más dólares. En Santa Teresa al año hay dos desfiles y no dejan nada, sólo basura en las calles donde pasan porque creo que no pagan ningún impuesto a la Alcaldía”, sostuvo Cajina.

Víctima de los desfiles hoy anda en silla de ruedas
Bartolo Ramos, muy conocido en Jinotepe, mostrando una epicrisis, dijo que en un desfile en Santa Teresa, un caballo le puso un casco en un talón y como andaba con sus buenos tragos, ni sintió. Me fui al hospital hasta después de 2 días y los médicos que me atendieron encontraron cangrena. Me amputaron una pierna.

Hoy don Bartolo tiene fobia a los desfiles y con justa razón. Dijo que ese día del desfile, hace más de un año, no recordó quién era el montado y no pudo entablar una demanda. Hoy gracias a Dios a y sus amigos sobrevive como fumigador a domicilio.

Diputado apoya reclamo de concejales
El diputado Wilber López dijo que apoya a los concejales liberales que reclaman se aclaren los nombramientos, salarios y en especial el caso de Gutember Castro, secretario general de la Alcaldía, quien tiene un salario superior a los 22 mil córdobas, además de otras irregularidades, como la violación del manual de funciones. El vice alcalde Leonel Rojas dijo en radio Stéreo Sur que gana 19 mil córdobas y no sabía el salario de Castro.