•  |
  •  |
  • END

El jefe de la Policía en el departamento de Jinotega, Comisionado Mayor Luis Alberto Pérez Olivas y el jefe del Ejercito de la VI Región Militar, Coronel Ricardo Sánchez Méndez, dieron a conocer los resultados de los planes de prevención contra los delitos que se cometieron entre mayo y lo que va de julio de este año.

Reunidos en la base militar de Apanás, los jefes militares manifestaron que durante este período en conjunto realizaron un total de 195 servicios operativos involucrando a 729 efectivos del Ejército y 54 de la Policía Nacional.

En tanto la Policía, en sus estadísticas reporta un total de 2 mil 152 denuncias en lo que va de este año, de los cuales mil 393 constituyeron delitos con mil 049 esclarecidos y 352 detenidos para un 67 por ciento de efectividad.

Barrido de minas

Por su parte el coronel Ricardo Sánchez, aprovechó para informar del trabajo de barrido que se está haciendo actualmente en aquellos campos minados en la zona de la pista de aterrizaje de San Andrés de Bocay y en el cerro La Coneja, con tres frentes de acción.

Argumentó que producto de los fenómenos naturales de los últimos años, estos artefactos explosivos y de alta peligrosidad fueron diseminados en la zona y una vez localizados serán destruidos a través de la técnica del desminado.

En el barrido que comenzó hace tres meses aproximadamente están trabajando 120 hombres y piensan concluir en el trimestre del próximo año, para lo cual cuentan con el apoyo económico de la OEA y el gobierno de Holanda, como del Japón.

Policía con
nuevos retos
Por su parte, el jefe de la Policía, Comisionado mayor Luis Alberto Pérez Olivas, informó que el número de efectivos en esta institución ha ido decreciendo en vez de aumentar, máxime cuando la población y los delitos van en aumento.

Argumentó que en el año 2000 se tenía en plantilla a 260 policías y actualmente hay 9 menos, por lo que no les queda otra alternativa que hacer uso de los policías voluntarios, de los cuales están capacitando a más de 200 que serán distribuidos en todo el territorio de Jinotega.

“La idea es que haya un policía en cada una de las comunidades principalmente en aquellas zonas recónditas de difícil acceso” dijo.

Crearán sub delegación

Por otro lado dijo que construirán una subdelegación en el departamento, de acuerdo con los planes de reorganización de cara a las demandas de seguridad, subdelegación que estará ubicada en el municipio de El Cua con el objetivo de que atienda los municipios colindantes y darle una respuesta más efectiva y ágil a la población.

De manera particular para mejorar sus servicios la Policía está construyendo tres delegaciones municipales, donde no existían condiciones como en Wiwilí, El Cua y San José de Bocay, estructuras que podrían estar listas para finales de este año, según lo confirmó el Comisionado Mayor Pérez Olivas.

Los dos jefes militares aprovecharon la oportunidad para informar de las actividades que estarán desarrollando de cara a la celebración del 30 Aniversario de fundación de ambas instituciones, las que van desde competencia tiro al blanco como competencias de Moto Cross.