Silvia González
  •  |
  •  |
  • END

“Adopción a Distancia” , es así como se llama el programa que a través de la Asociación Nazaret del municipio de San Rafael del Norte, en Jinotega, beneficia a una gran cantidad de niños, jóvenes, adolescentes y menos válidos de escasos recursos económicos para estudiar.

El programa, según Carmen Altamirano, coordinadora del mismo, consiste en la entrega de dinero cuya entrega se hace en tres cuotas al año para ayudar a buenos estudiantes que provienen de familias de escasos recursos económicos de diversas comunidades del municipio de San Rafael del Norte.

Esta semana el Programa Adopción entregó la segunda cuota que corresponde en el año, a un total de 151 estudiantes de primaria, secundaria y a jóvenes que estudian sus carreras en diversas universidades del país.

Iniciativa franciscana

Cabe hacer mención que esta ayuda es una iniciativa del franciscano Damián Muratori quien comenzó apoyando a diez niños en el año 2000, a través de padrinos , cuya cantidad de beneficiario fue aumentando a medida que fueron pasando los años.

“Esta ayuda consiste en dinero en efectivo que mandan los padrinos de los beneficiarios tres veces al año, además se les imparten capacitaciones en temas de desarrollo humano y temas relacionados en la formación religiosa, así como monitoreo y seguimiento del avance en sus estudios y notas” dijo Altamirano.

Agregó que el apoyo proviene a través de la Asociación Nazaret, padre Damián Muratori en una ciudad de Italia que se llama Capurso, quienes depositan el dinero a través de la asociación a los beneficiarios.

Hablan familiares

Josefa Briones, originaria de la comunidad San Marcos y madre de dos beneficiarios, dijo sentirse agradecida con el padre Damián y con las personas que hacen posible enviar esta ayuda.

“No tengo palabras para agradecerles a los padrinos de mis dos hijas porque sé que hacen grandes esfuerzos para mandarnos esa ayuda, ayuda que para nosotros significa mucho más en estos momentos tan difíciles por los que atravesamos” dijo muy agradecida.

El programa establece tres cuotas, de los cuales los estudiantes universitarios reciben tres cuotas de 60 dólares al año, primaria 35 y secundaria 40 dólares de tres cuotas. También reciben ayuda económica varios niños minusválidos que aunque no asisten a la escuela provienen de familias muy pobres y con la ayuda, se trata la utilicen en medicina o para cubrir otras necesidades.