•  |
  •  |
  • END

OCOTAL

Con el fin de paliar el vacío presupuestario y evitar la retardación de justicia, el Sistema Penitenciario Regional “Puertas de La Esperanza”, SPRPE, con sede en Estelí, a 70 kilómetros de aquí, ha logrado el apoyo de la Policía neosegoviana para garantizar que los reos estén presentes en la fecha programada para sus respectivos procesos penales que se les impulsa en los diferentes juzgados del departamento.

El subcomisionado Oswaldo Olivas, Jefe de la Dirección de Auxilio Judicial en Nueva Segovia, informó que su institución presta una de las celdas de la estación departamental para que los centinelas del SPRPE guarden a los privados de libertad que estén próximos a estar ante jurados de conciencia y juicios técnicos.

Falta de combustible atrasaba los juicios

El alto jefe policial explicó que en varias ocasiones los juzgados reprogramaban los juicios por motivo de que el reo no era traído desde el sistema por falta de combustibles para los vehículos.

“Con el ánimo de agilizar la justicia y apoyar al Sistema, la Policía con sus pocas posibilidades asume la alimentación de los presos y de los custodias”, añadió. La Policía, por su parte, aprovecha los viajes del microbús del SPRPE para enviar a Estelí a las personas fulminadas con prisión preventiva.

La reprogramación de los procesos judiciales también afectaba el bolsillo de las víctimas y sus familiares, por los gastos que incurrían en sus viajes procedentes de los municipios más lejanos a la cabecera departamental, como Wiwilí, Quilalí, Murra, Jalapa y Santa María.