•  |
  •  |
  • END

Aunque los cuatro departamentos que conforman la Cuarta Región del país no se dedican meramente a la actividad ganadera, la Policía Nacional registra en el primer semestre del 2009 unas 140 denuncias por el delito de abigeato en Rivas; 107 en Carazo, 48 Granada y 47 en Masaya.  El corredor delictivo inicia en la zona de Carazo, sigue sobre la Carretera Panamericana, cerca de Nandaime y concluye en Rivas desde donde, incluso, la carne es trasladada hacia Costa Rica.  
El jefe de la Policía en Granada, Comisionado mayor Ramón Avellán  manifestó que en los cuatro departamentos existen más de cien mil reses que pertenecen a grandes, medianos y pequeños ganaderos, quienes han manifestado su preocupación por este tipo de delito. “En el caso de Granada nos han estado afectando los abigeos por el lado de Tipitapa y de  Tisma”, dijo.

También robos y corte de madera  

Paralelo al robo de vacas y caballos, las autoridades recepcionaron también denuncias por robos con intimidación y robos con fuerza en zonas rurales, portación ilegal de armas de fuego, vencimientos en los permisos de portación de armas y corte ilegal de madera preciosa. 
“Esta reunión surgió de un encuentro que tuvimos con varios productores de Nandaime en la que manifestaron la inquietud por crear mayor seguridad en la zona. Nos avocamos con las autoridades de Granada tomando en cuenta que este departamento limita con Carazo y Rivas”, expresó el coronel Javier Martínez Espinoza, jefe del Cuarto Comando Militar Regional.  
 Según las autoridades, el municipio con mayor cantidad de abigeatos es Nandaime. El alcalde, Róger Acevedo justificó que el 53 por ciento de su población es rural y que tienen más de 80 comunidades, por lo que - a su juicio- existe mayor dificultad para controlar la zona.  Sin embargo, explicó que están haciendo un esfuerzo para geo referenciar el municipio. Avellán agregó que el índice se debe a que Nandaime tiene mayor cantidad de ganado y que además recibe visitas de bandas procedentes de Carazo y Rivas.

El productor granadino, Arturo Correa recordó que problemas similares se presentaron hace ocho años en el lado sur del cerro Mombacho, donde los delincuentes se habían apropiado de una ruta para el robo de ganado. “En ese momento se reunieron los ganaderos con la Policía y el Ejercito para diseñar un plan de trabajo. Luego se miraban los soldados bajando desde la cima, llevándose a todos aquellos que estuvieran cometiendo actos ilícitos, buscando a los que cortaban madera y quitando motosierras ilegales”.

Plan de seguridad en el campo

Para contrarrestar la amenaza, la Policía Nacional y el Ejército de Nicaragua empezaron a ejecutar desde este fin de semana el Plan de Seguridad en el Campo, que contempla patrullaje, búsqueda de delincuentes circulados y captura de personas in fraganti en cualquier tipo de delitos. 
“Durante este Plan vamos a enfocarnos en el municipio de Nandaime, que pega con el mar y que limita con dos departamentos. Pero queremos que los efectos del trabajo preventivo se puedan sentir también en el municipio de Santa Teresa por el lado de Carazo, y en Tola por el lado de Rivas”, resaltó el Coronel.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus