•  |
  •  |
  • END

Bluefields

Los municipios caribeños de Bluefields, El Rama, Kukra Hill y Laguna de Perlas pasaron más de 16 horas sin electricidad luego que fuertes ventarrones y las últimas lluvias provocaran daños en las redes de distribución energética.

El apagón inició a las 04:00 de la tarde del lunes y el fluido eléctrico se restableció hasta las 09:00 de la mañana de ayer martes, causando pérdidas al comercio por el daño de productos perecederos y actividades de recreación nocturna que fueron canceladas.

Según un comunicado de la sucursal de la Empresa Nicaragüense de Electricidad (ENEL) en Bluefields, el mal tiempo provocó severos daños en la línea 6210 La Esperanza-Bluefields y en la estructura 143 donde se dañaron crucetas y ‘yompers’ (especie de sostenes de cables).

El gerente de ENEL en Bluefields Martín Duarte, dijo a un noticiero radial que las brigadas de mantenimiento de Enatrel se movilizaron desde la tarde del lunes de Managua en la zona dañada, pero no pudieron trabajar durante la noche por los fuertes aguaceros y tuvieron que esperar el amanecer del martes para restablecer el servicio.

Secuelas de la falta de fluido

Alejandra Urbina, una vendedora de comida del Mercado Municipal de Bluefields, lamentó la pérdida de carne y productos lácteos por falta de refrigeración. “De hecho las ventas están malas y este apagón viene a ser como un tiro de gracia para muchos comerciantes”, indicó.

Mientras que la administradora de un restaurante muy concurrido de Bluefields, que omitió su nombre, dijo que tuvieron que cerrar el establecimiento la noche del martes porque la ciudad quedó desierta en la oscuridad.

Demanda

El periodista radial costeño Sixto Chamorro demandó que ENEL tome medidas preventivas para mitigar los efectos de los apagones que se han estado produciendo en los últimos días.

Chamorro recuerda que cuando instalaron las plantas desalinizadoras de agua en esta ciudad de Bluefields se instalaron cuatro generadores eléctricos que funcionan con diesel.

“Dos de esas plantas las iban a trasladar a Corn Island, pero el pueblo blufileño se levantó exigiendo que esos generadores quedaran en Bluefields para abastecer de electricidad a la ciudad cuando se interrumpiera el servicio de la red nacional de distribución energética”, concluyó.