•  |
  •  |
  • END

El Centro Jurídico Popular de Matagalpa, que nació en el año 1995 con la finalidad de facilitar el acceso a la justicia a pobladores de escasos recursos económicos, ahora ha puesto en marcha el nuevo proyecto “Sonidos locales”, una tarea vinculada a la comunicación.

Así lo dio a conocer Rosibel López Zeledón, Directora del centro, quien señaló que este proyecto surgió con la red de jóvenes rurales que comenzaron como mediadores en conflictos comunitarios.

El proyecto “Sonido locales” consiste en la instalación de bocinas (altoparlantes) que se ubicarán en un lugar estratégico donde pueda ser escuchado por toda la comunidad. A través de las bocinas se podrán escuchar entrevistas, saludos, avisos y cantos acompañados de guitarra.

“Los jóvenes y todos los miembros de la comunidad, pueden expresar sus ideas, cantar, hacer teatro, declamar, pero además transmitir mensajes a la comunidad como información para la prevención de enfermedades, jornadas de salud y la conservación del medio ambiente”, explicó López Zeledón.

Una nueva formación

Además de llevar la comunicación a la comunidad, se busca que jóvenes que han logrado su bachillerato, otros hasta el tercer año de secundaria, y que no han podido continuar sus estudios, reciban una formación al menos técnica en temas de comunicación.

“Esta misma experiencia existe en El Salvador. Allá incluso van los muchachos a capacitarse y después vuelven a Matagalpa para el intercambio de experiencias”, aseguró López.

Entusiasmados

“El proyecto ‘sonidos locales’ es una buena oportunidad para crecer. Estamos entusiasmados con la idea”, expresó Norma Elena Rodríguez Campos de la comunidad El Horno, municipio de San Ramón.

Walter Noel Espinoza, otro de los jóvenes facilitadores rurales señaló que se siente motivado porque con el proyecto, la gente podrá mejorar la comunicación con los miembros de su comunidad. “Estar comunicados es importante para desarrollarnos”, dijo.