•  |
  •  |
  • END

A un mes del voraz incendio que arrasó nueve negocios comerciales en el centro de la ciudad de Masaya, éstos han comenzado a resurgir gracias al espíritu de lucha y trabajo de los afectados.

Aunque ninguno de los dueños de los establecimientos siniestrados logró recuperar nada ante la voracidad de las llamas, el primer negocio en abrir sus puertas en un nuevo local es la ferretería “El Portón”, propiedad de la familia Urbina-Jiménez, dueña de la mayor parte del edificio quemado.

“Gracias a la trayectoria de más de treinta años de servicio, los distintos proveedores nos están apoyando con créditos para continuar trabajando”, expresó la propietaria de la ferretería “El Portón”, Gloria Jiménez.

Agregó que ella abrió su negocio en un nuevo local frente a la iglesia San Sebastián, donde espera seguir atendiendo a su clientela.

Otros afectados por el incendio ocurrido la madrugada del martes 30 de junio, manifestaron a EL NUEVO DIARIO que realizarán las diligencias necesarias para reabrir sus negocios aunque sea en otro local, ya que una reconstrucción actualmente es muy costosa.

También indicaron que nadie tenía su negocio asegurado y que tampoco cuentan con ninguna ayuda o indemnización, pese a que el incendio se originó en la calle, debido a las instalaciones del servicio público, según versiones de vigilantes del sector, quienes vieron el chisperío correr por los alambres desde un poste del tendido eléctrico hacia el edificio.

Otro negocio en abrir sus puestas fue Ixchen.