•  |
  •  |
  • END

Con una mañana deportiva, concursos de belleza, una extraordinaria caravana vehicular, juegos artificiales, y una solemne eucaristía en la Basílica Catedral en León, la Comunidad Educativa del Colegio San José de Calasanz celebrará su sexagésimo aniversario de fundación.

“Estas fiestas representan un motivo de alegría y de renovación de nuestros esfuerzos por construir un mundo mejor y más feliz desde la piedad y las letras, como siempre lo promulgó nuestro santo fundador, para mayor gloria de Dios y utilidad del prójimo”, expresó el padre Lester Sánchez, Rector de la Comunidad Religiosa del Colegio Calasanz, al dar por inaugurada las festividades conmemorativas, que inician el 17 de agosto.

Después de 60 años, el Colegio Calasanz sigue gozando del prestigio y de la aceptación de centenares de familias leonesas. Los padres de familia y los estudiantes forman parte no sólo de la estructura organizativa de las festividades, sino de acciones que contribuyen con la autosostenibilidad del centro privado.

La señora Mayela Ramírez Sampson, oriunda del municipio de León, y madre de dos estudiantes en el Calasanz, aseguró que a través de actividades de recaudación de fondos contribuyen con algunas necesidades del centro educativo.

“Nosotros estamos conscientes que la situación económica en el país es difícil, el colegio tiene deudas de agua, energía eléctrica y teléfono, y es deber de los padres de familia contribuir con acciones de recaudación de fondos a través de kermeses, rifas y actividades recreativas”, señaló Ramírez.

El padre Ricardo Sierra, Director del Colegio Calasanz, afirmó que los problemas económicos siempre existen, y que han sido solucionados gracias al apoyo de las autoridades superiores y benefactores del centro, así como por la contribución que hacen los padres de familia.

El educador hizo un llamado a los ex alumnos y a la comunidad leonesa en general para que se acerquen a la institución y conozcan de cerca los problemas que enfrenta. Asimismo, invitó a la población para que participe de las festividades conmemorativas que finalizarán el jueves 27 de agosto.

San José de Calasanz fue fundador de la primera escuela popular cristiana y de los padres Escolapios, nació en Peralta de la Sal, en España, en 1557, se ordenó sacerdote en 1583, después de nueve años, partió a Roma y fundó la primera escuela en la iglesia de Santa Dorotea.

Con sus escuelas Pías, Calasanz trató de cubrir las necesidades físicas y espirituales de los jóvenes bajo su cuidado, murió en Roma, el 25 de agosto de 1648, convencido de que la orden y su sueño no morirían con él. Fue declarado santo en 1767, y el papa Pío XII lo declaró en 1948, “Celestial patrono de todas las escuelas populares cristianas”.