•  |
  •  |
  • END

SAN SEBASTIAN DE YALÍ
El Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA Centro Norte), que atiende los departamentos de Matagalpa y Jinotega, realizó un día de campo en la comarca El Bijagual, municipio de San Sebastián de Yalí, departamento de Jinotega, con el objetivo de conocer los avances sobre semilla certificada de frijoles.

Más de doscientos productores y productoras de los municipios de San Dionisio y San Isidro del departamento de Matagalpa, más los productores de Yalí, se reunieron con el interés de conocer las tecnologías implementadas en la producción de semilla certificada, para mejorar la producción y la calidad.

Agustín Blandino de la comarca Wibuse, del municipio de San Dionisio, señaló que es importante conocer cuáles son las experiencias de los productores de frijoles de Yalí para ponerlas en práctica en su comunidad. “Ellos hablan de producir hasta 50 quintales por manzana, cuado nosotros sólo producimos 10, 15 y cuando mejor es la cosecha, 20 quintales por manzana”, aseguró.

“Por eso es que yo vengo a estos encuentros, porque aquí se aprende mucho para mejorar la producción de frijoles, pero además, se hacen los contactos para conseguir la semilla de calidad con más facilidad y no caer en las manos de los acaparadores que hasta venden semilla de mala calidad que hacen fracasar a los productores”, finalizó.

En busca de un buen mercado

Durante el desarrollo del día de campo, además de recorrer los plantillos de frijoles, los productores de semilla certificada, señalaron los logros que han obtenido, pero también plantearon la necesidad de mercado para el producto.

Recordaron que producir una manzana de frijoles cuesta 9 mil 400 córdobas y el mercado actualmente está pagando hasta 300 córdobas por quintal, precios que más bien llevan al fracaso al productor, aseguraron.

Erick Antonio Herrera Rodríguez, de la comarca Los Achiotes y miembro de la cooperativa productora de semilla certificada, compartió también su experiencia en la implementación de las nuevas tecnologías que les ha traído el INTA. “Antes sembrábamos grandes extensiones de tierra y cosechábamos poco, ahora sembramos menos y sacamos hasta el triple. Esto genera buenas ganancias”, señaló.

Norma Olivas Velásquez de la comunidad Las Cureñas, señaló que está cosechando buena semilla para los demás productores, lo que le ha permitido vender a buen precio.

Por su lado, el ingeniero Martín Flores, delegado del INTA para la zona Norte, señaló que siguen trabajando por poner a la disposición del productor mejores insumos para una mejor producción. Dijo que entre las semillas que están siendo utilizadas por los productores, están las de maíz, sorgo, arroz, hortaliza y papa. Señaló que actualmente trabajan en un proyecto para nuevas variedades de semilla de papa.