•  |
  •  |
  • END

SAN JUAN DEL SUR

Aunque inicialmente la Procuraduría General de la República, anunció que abrirían un proceso penal, contra el hotel “Pelican Eyes”, por constatarse que las aguas servidas que salían de dicho hotel contaminaron con coliformes fecales un pozo artesanal del cual se abastecían cuatro familias y hasta una panadería, ahora el mismo procurador, para la zona sur del país, Wilbert Ibarra Blanco, aseguró que ya no interpondrán tal denuncia.

Según Ibarra Blanco, la acusación penal ya no la interpondrán, porque llegaron a un plan de remediación que acatará la gerencia del Pelican Eyes, ubicado en San Juan del Sur. Agregó que el plan contempla cumplir con las recomendaciones que hizo la PGR, el Ministerio de Salud, y el Ministerio de Ambiente y los Recursos Naturales, y a la vez pagarán la multa que se les aplicó.

Pancartas de protesta

La decisión no fue del agrado de los afectados, entre los que están doña Elena Alvarado Palacios la cual junto al resto de afectado se plantó con pancartas frente a una de las entradas del Hotel Pelican Eyes.

Doña Elena añadió que lo que quieren las familias que se abastecían del pozo es que el hotel Pelican Eyes, se responsabilice de los daños causados en la fuente de agua y la propiedad, “por que acá ya no se puede vivir, el hedor es insoportable y tememos un brote de alguna enfermedad porque el subsuelo está contaminado”, detalló.

Los afectados habían denunciado la contaminación del pozo desde mediados de febrero y los resultados microbiológicos que se hicieron a las muestras de agua fueron positivos, y por ende Ibarra Blanco había señalado que introduciría una acusación por los delitos de daños a la salud pública y vertimiento de aguas servidas al manto acuífero.

Nuevos análisis de agua

Las autoridades de Marena también multaron con 30 mil córdobas al Pelican Eyes, pero para los afectados ahora el caso dio un giro inesperado y hasta se realizarán nuevas muestras del agua pero en este caso será el propio “Pelican Eyes”, cuya administración se encargará de los análisis que según Ibarra Blanco se realizarán en el Centro para la Investigación en Recursos Acuáticos (CIRA), de la Unan–Managua.