•  |
  •  |
  • END

Una ciudadana del municipio de Tola y sus dos hijos, fueron detenidos por la Policía de Rivas, por tratar de comercializar 842 docenas de huevos de tortuga Paslama. Los huevos fueron sustraídos del refugio de vida Silvestre La Flor, ubicado al sur del municipio de San Juan del Sur y serían comercializados en Managua, donde son ofertados entre 40 y 50 córdobas la docena, pese a que su extracción, comercialización y consumo está prohibido por una veda indefinida.

La Policía identificó a los detenidos como Modesta Juárez Rocha, de 49 años y sus hijos Marbelly del Carmen y Gerónimo José, ambos Juárez Balmaceda de 25 y 30 años respectivamente y junto con ellos también fue detenido el taxista Eddy Francisco Corrales Mercado y todos podrían enfrentar penas de seis meses a dos años de cárcel o multas de cien a 300 días de trabajo, según el artículo 373 del código procesal penal.

Según la capitana Luisa Amalia Chavarría, la captura ocurrió producto de dos operativos y uno de ellos, ocurrió a las 5:30 de la tarde del martes en la intersección de la Calle del Amor y el mercado, ya que en dicho lugar una patrulla observó a Juárez Rocha y a su hija Marbellí, con cinco sacos y al requisarlos se percataron que se trataba de un tráfico de 371 docenas de huevos de tortuga Paslama, por lo que procedieron a detenerlas.

Segundo operativo

En tanto a las ocho de la mañana de ayer detuvieron en la comarca “El Carrizal”, del municipio de San Juan del Sur, a Gerónimo José y al taxista Corrales Mercado, ya que un retén policial les hizo un alto y al revisar el vehículo encontraron cinco sacos de huevos de tortuga que habían extraído del refugio La Flor y cuya cantidad fue de 471 docenas.

El Código Procesal Penal establece que estos casos son tipificados como delito contra los recursos naturales y en su artículo 373, se menciona que es un aprovechamiento ilegal de recursos naturales y menciona las penas antes citadas.

La Policía indicó que los huevos fueron entregados a las autoridades del Ministerio de Ambiente y los Recursos Naturales Marena-Rivas para que dicha institución se encargara de distribuirlas en coordinación con la Procuraduría.