•  |
  •  |
  • END

En un esfuerzo por promover la conservación del Gran Lago, impulsar el turismo ecológico e incentivar a los habitantes de las Isletas y pescadores artesanales de Granada, la Asociación Departamental de Remos realizó el primer torneo bajo el lema “Remando salvamos el lago Cocibolca”, que reunió a 200 competidores provenientes también de los municipios de Tipitapa y Mateare.

La competencia tanto para hombres como para mujeres estuvo dividida en tres categorías: 200 metros, 800 metros, 2 mil metros, de ellos los miembros del jurado seleccionaron a 16 finalistas que este domingo 13 de septiembre competirán con los pescadores del Xolotlán, en el puerto Salvador Allende.

“Mateare y San Francisco Libre tienen cinco años de estar haciendo actividades similares y esta es la primera vez que vienen a competir al Cocibolca. La actividad de hoy es un esfuerzo de las comunidades de las Isletas, como Asese y El Chocote, ellos son los protagonistas”, manifestó el presidente de la Asociación, Gerardo Gómez Lacayo.

Dicha Asociación adscrita a la Federación Nacional de Remos tiene previsto efectuar competencias anuales en los meses de agosto y diciembre solamente con barcos de madera. “No son hechos con fibra de vidrio, son barquitos de madera que los isleños utilizan tradicionalmente para su trabajo”.

Amigable con el ambiente

Según Lacayo, la intención de efectuar la contienda con remos y no con botes de motor es precisamente evitar la contaminación y estimular a los habitantes de las zonas aledañas a ríos, lagos y lagunas para promover una práctica amigable con el medio ambiente.

Esa fue la razón por la que los organizadores entregaron como premio principal un motor Suzuki de 4 tiempos y de 2.5 caballos de fuerza. “Es un motor ecológico donado por Autonica, 40 por ciento más económico, significa que no contamina el Lago”, manifestó Ernesto Arguello.

Por su parte, el delegado de la Empresa Portuaria Nacional (EPN), Dennis Hurtado agregó que esta iniciativa pretende fortalecer los cruceros familiares dominicales que en horarios de 11 de la mañana y tres de la tarde se realizan sobre las aguas del Lago. “La idea es cuidar esta maravilla que la naturaleza nos ha dado, y que es la fuente futura de abastecimiento de agua potable para Granada y probablemente para todo el país”.