•  |
  •  |
  • END

PUERTO CABEZAS, RAAN

Mil setecientas láminas de zinc podrían estar desaparecidas luego que el gobernador de la región, Reynaldo Francis, ordenara que fueran entregadas al movimiento creole de Bilwi para ser distribuidas a las familias de este movimiento afectadas por el huracán, pero ahora no se las quieren entregar.

Dixie Lee, quien preside el movimiento de creoles en Bilwi, dijo que entre los afectados por el huracán se encuentran familias creoles que desde el inicio no fueron beneficiadas, por lo que desarrollaron varias gestiones para poder dotar por lo menos de zinc a las familias negras que no han sido beneficiadas.

Fue así que el pasado 22 de diciembre les fue ordenado por el gobernador entregar la cantidad de tres mil quinientas láminas de zinc para 394 familias censadas por el movimiento creole.

Según cuenta Dixie, ese día, por cuestiones de tiempo, Walter Bell, responsable de la bodega donde se encuentra almacenado el zinc, sólo les pudo entregar mil ochocientas láminas, con el compromiso de que al día siguiente entregaría el resto, sin embargo, en la fecha fijada llegaron y encontraron la bodega cerrada.

La sorpresa la recibieron el pasado lunes, que reabrieron la bodega y llegaron a pedir el resto del zinc, pero el bodeguero Walter Bell les dijo que ya no se entregaría el resto del zinc, hasta segunda orden.

EL NUEVO DIARIO trató de conocer la versión del gobernador al respecto, debido a que se trata de revocar una orientación suya, sin embargo, se nos dijo que no se encontraba en la región.

Otra persona ligada al gobierno, pero que dijo no estar autorizada para comparecer públicamente, señaló que se va a entregar el zinc, pero en estos momentos están priorizando a las comunidades, y será para la segunda quincena, cuando llegue el barco de Venezuela, que se les hará la entrega del resto del zinc.


Revisarán censo creole
La fuente también dijo que revisarán el censo levantado por el movimiento creole, debido a que aparecen en esa lista personas que ni si quiera tienen necesidad, porque poseen un nivel económico alto, entre ellos dueños de hoteles, bares y restaurantes.


Zinc de venta casa a casa
Mientras el gobierno se preocupa para que la entrega del zinc a las personas afectadas sea en tiempo récord, el desempleo y la necesidad han obligado a varias familias a caminar casa por casa ofreciendo hasta en cien córdobas cada lámina de zinc, un precio por debajo de lo que realmente vale en el mercado.

Pero la preocupación del gobierno no es sólo que las láminas de zinc sean ofertadas a los más pudientes, sino que la gente se levante y proteste acusando al gobierno de estarles dando láminas de zinc a la gente que no necesita.