Máximo Rugama
  • |
  • |
  • END

Aunque la atención en el Centro de Rehabilitación Temprana para niños en situación de discapacidad “Los Pipitos”, capítulo de Estelí, no se paralizó, existió en el mismo un ambiente tenso, luego del despido y destitución de Inti Úbeda Rodríguez, quien se desempeñaba como vicepresidente del centro.

Eso causó molestias entre un grupo de padres de familia con hijos en el centro, quienes amenazaron con tomarse las instalaciones, si no revertían la destitución.

Hubo padres de familia que señalaron de forma directa a Nidia Tórrez, Presidenta Nacional de “Los Pipitos” de ser la artífice de la destitución de Úbeda y de otra funcionaria, quienes introdujeron una demanda ante la inspectoría departamental del trabajo pidiendo su reintegro.

Úbeda Rodríguez, dijo a periodistas locales que cuenta con documentos que le extendieron los directivos nacionales de “Los Pipitos”, que la acreditaban como gestora de proyectos en beneficio del centro donde reciben atención 36 niños y adolescentes en situación de discapacidad.

“Que padres hablen”, dicen destituidas

Para las afectadas, debió ser la asamblea de padres la que aprobara el despido, previa confirmación de que las funcionarias incurrieron en anomalías.

Nidia Tórrez dijo a periodistas locales que ella cuenta con información que confirman los señalamientos y que varios padres de familia, le expresaron que recibían maltrato tanto ellos como sus hijos.

Destacó que la decisión no fue antojadiza, ni de forma unilateral y que para ello, revisaron una serie de situaciones para documentarla, concluyendo en que aplicarían las resoluciones respectivas.

Asamblea confirma despidos

Ayer, los padres de familia, tras una asamblea maratónica admitieron el despido. Anunciaron una comisión provisional en la que se integraron padres de familia y los miembros de la Junta Directiva restante, quienes organizarán un plan de trabajo, en tanto llaman a una nueva asamblea para nuevas elecciones.

A esa comisión de trabajo, quedó integrada Martha Martínez, quien es de la Junta Directiva Nacional y fue asignada antes para atender la región segoviana. Aunque la situación de destitución ya es un capítulo cerrado para el centro, los reintegros quedan ahora en manos del Ministerio del Trabajo.

Brenda Trejos, de la oficina de relaciones públicas de “Los Pipitos” a nivel nacional, dijo a los periodistas que hay confianza en seguir trabajando y que ya la normalidad llegó al centro.