• |
  • |
  • END

La ciudad de Santa Teresa, Carazo, ya no sólo se caracteriza por tener entre sus habitantes a mujeres de ojos verdes o azules. Además de esas características físicas, actualmente algunas féminas se han cobijado de valor para entrar al redondel de la gallera El Calvario, ubicada en el barrio del mismo nombre para liderar las peleas de gallos.

En una reciente visita que hizo EL NUEVO DIARIO en este palenque, logramos captar los gritos de los amantes de estos combates “cojo, cojo, cojo por la flaca, vamos negra,” mientras una centena de hombres y mujeres en las graderías hacen sus respectivas apuestas.

“Hay peleas de gallos en navajas cortas y largas que superan los diez mil córdobas”, expresó Francisco Urbina, uno de los amantes de las peleas.

“Las mujeres somos mejores con los gallos. Es normal que participemos en estos torneos. ¿Qué de más tienen los hombres que no podamos hacer nosotras”, comentó Jina Narváez Cortés, conocida como “La Negra”.

Más opiniones

Por su parte Aris López, “La Flaca”, manifestó que “esto es un deporte que impregna de entusiasmo, emoción, no es un vicio como algunos lo subestiman, cada quien tiene su opinión esto es distracción sana donde se juega con el dinero a veces uno gana y en otras ocasiones se pierde”, acotó.

Por su parte, el gallero de tradición Rafael Márquez, habitante de Santa Teresa, dijo que las peleas de gallos son un esparcimiento para disfrutar entre amigos y familias.

Es importante mencionar que en el palenque tereseño se aglutinan galleros de diferentes departamentos de Nicaragua en donde las mujeres son las primeras en apostar por sus gallos.