•  |
  •  |
  • END

La saturación del basurero La Joya, ubicado en la carretera Granada-Nandaime, continúa preocupando a las autoridades municipales de La Gran Sultana, sobre todo después de las reiteradas quejas de los pobladores que habitan en zonas aledañas.

La Joya, que comenzó a funcionar en la década de los 70, ya no cuenta con las condiciones para almacenar las más de 30 toneladas de basura que diariamente llegan al lugar.

Según datos del Departamento de Limpieza de la Alcaldía de Granada, los que generan mayor cantidad de basura son los domicilios, con 75.4 toneladas diarias; seguido por el mercado, con 3.4; las calles, con 1.7; las empresas, con 1.4; los restaurantes, con 1.2, y por último, las instituciones, con 0.29 toneladas al día.

Sin embargo, en cuanto a la recolección, este departamento contabiliza 66 toneladas diarias, pero de esta cantidad sólo 32.6 toneladas llegan al sitio de disposición final.

Al respecto, el Gerente municipal, ingeniero Alonso Cano, manifestó reconocer la urgencia de una reubicación del vertedero, sin embargo, declaró a la municipalidad imposibilitada para eso, debido a la falta de recursos económicos.

El mayor problema suscitado es que debido al poco espacio y a la falta de tratamiento, la basura se está saliendo del perímetro asignado para ella, obstaculizando el paso tanto de quienes habitan en sus cercanías, como de los mismos camiones recolectores.

Metas
Cano también expresó que el año pasado la cooperación japonesa habló de un anteproyecto contemplado en más de 30 millones de córdobas para trasladar el basurero a un lugar adecuado, probablemente al norte de la ciudad.

Según Cano, de ser concretizado el apoyo japonés, con ese dinero se pagaría la construcción del edificio de clasificación de los desechos, el área de descargue, las trincheras, una laguna de oxidación e, incluso, un área para ubicar una planta productora de gas metano.