• |
  • |
  • END

Fidel Bervis, Presidente de la Junta Directiva de la Comunidad Indígena de Sutiaba, CIS, en el municipio de León, manifestó que los conflictos de propiedad en el área rural del pueblo indígena, forman parte del manoseo y de la irresponsabilidad de las autoridades que le antecedieron en el cargo, así como de la intromisión de entidades del gobierno local y nacional.

“Nuestra posición es que se respeten las tierras indígenas porque contamos con el derecho ancestral que nos asiste para velar por ellas. Actualmente estamos investigando los conflictos de propiedad en distintos sectores de la localidad, con la finalidad de que las tierras usurpadas pasen a manos del pueblo indígena, sean militantes del Frente Sandinista o de cualquier otro partido político”, añadió el representante de la CIS.

Problema complejo

Según Bervis, el problema de la propiedad es complejo, pues las autoridades indígenas que lo antecedieron, de manera irresponsable otorgaron no sólo una, sino que hasta tres veces la misma propiedad, sin contar con un procedimiento administrativo. Además, los gobiernos locales se han otorgado el derecho de entregar tierras indígenas, situación que va en contra de las leyes ancestrales, afirmó.

El representante indígena manifestó que la población siempre ha demandado bancos de tierras, pero para dar respuesta a esta problemática primero tendrán que elaborar un censo poblacional indígena, un registro exacto de las tierras que aún no han sido violentadas por las instituciones del Estado y por el mismo gobierno local.

Demanda de tierras

La Junta Directiva de la CIS tomó posesión el tres de mayo del presente año, y según Fidel Bervis, a partir de esa fecha existe una gran demanda de tierras por parte de la población.

“Aunque no puedo especificar la cifra exacta de solicitudes, cada día crece más el clamor de la población. De repente salen grupos de forma espontánea reclamando un terreno donde vivir, porque aducen que son productores y quieren trabajar la tierra, y tenemos que dar respuestas, pero de manera responsable”, señaló el dirigente indígena.

Asimismo, señaló que a través de la Intendencia de la Propiedad y de la Procuraduría General de la República, muy pronto iniciará el barrido catastral que tiene como objetivo facilitar un registro fehaciente de las tierras comunales. El barrido catastral permitirá un mejor control y registro de las propiedades que presentan problemas de litigio.