•  |
  •  |
  • END

Una fuerte polémica se ha originado en el municipio de Nandaime, del departamento de Granada, donde los dueños de diez pequeños establecimientos farmacéuticos están pidiendo que no se autorice la apertura de la mega farmacia “Praga”. La empresa tiene su sede en la ciudad colonial y desde 2007 su dueño gestiona ante el Ministerio de Salud para iniciar operaciones en el centro de Nandaime, cerca de la Iglesia de Santa Ana.

Los propietarios de esta decena de negocios aglutinados en la Asociación de Farmacias Unidas de Nicaragua (AFUN) manifestaron que Alberto Ramírez Rodríguez ya tiene alquilado el local donde funcionará la nueva farmacia, ya está contratando al personal y hace pocos días instaló un letrero que dice “Farmacia Praga de Nandaime”.

La denuncia la hicieron ante END argumentando que en abril de 2008 el Sistema Local de Atención Integral en Salud (Silais) realizó un estudio territorial en el que, según ellos, se demostró lo inapropiado que resultaría el permiso, tomando en cuenta que en este municipio existen diez farmacias oficiales y tres puestos de ventas de medicamentos que están haciendo los trámites para la legalización y obtención de su licencia sanitaria.

Doña María del Carmen Rocha, dueña de farmacia “Espíritu Santo” expresó que el estudio se efectuó respondiendo al artículo 58 del Reglamento de la Ley 292 (Ley de Medicamentos y Farmacias) que estipula dos veces al año, evaluaciones de la distribución territorial de estos establecimientos y áreas de instalación de farmacias.

Aunque el artículo deja claro que su finalidad es conocer la cobertura sanitaria y mejorar el acceso geográfico a la mayoría de la población, Rocha asegura que el director departamental de Silais, Omar Malespín está violando el apartado al aprobar las intenciones del dueño de la Praga.

A su juicio, el funcionario tampoco está acatando el estudio de 2008, el cual fue reconocido por la entonces directora del Sistema Local, Nora Orozco Chamorro, hoy viceministra del Minsa. “Nosotros pedimos que hicieran ese estudio porque sabemos que si esa farmacia abre, entonces va a cerrar a todas las pequeñas. La población de nuestro municipio es tan mínima que ya estamos saturados, no hay cabida para más farmacias. Nandaime sólo tiene tres calles”, señaló.

Además dijo que después de ese estudio recibieron una carta en la que les confirmaban que los resultados siguen vigentes, “Dijeron que se abrirían nuevas farmacias en lugares donde no hubiera, hasta que se revisara la normativa de la Ley 292 y esa revisión no ha concluido”.

La concejal de Nandaime, Mariana Artola manifestó que el gobierno municipal recibió la queja de los miembros de la AFUN, sin embargo, decidieron remitirlo a las autoridades correspondientes. Pero agregó que líderes comunitarios realizaron un sondeo en algunos barrios, donde consensuaron sobre la necesidad de la nueva farmacia debido al bajo precio de los fármacos.

 
Posición del Silais
Al respecto, el doctor Malespín explicó que Ramírez Rodríguez cumplió con los requisitos establecidos y que desde hace un año introdujo la solicitud que ya ha sido autorizada, remitiéndose al Capítulo I de los Establecimientos Farmacéuticos Reconocidos por la Ley, que en uno de sus artículos señala que el Minsa es la instancia encargada de fiscalizar el funcionamiento de los centros que fabrican, distribuyen y comercializan productos farmacéuticos.