•  |
  •  |
  • END

Las piezas arqueológicas que forman parte del museo indígena “Adiact” de Sutiaba, en la cabecera departamental de León, tienen un año de permanecer en condiciones inadecuadas en una pequeña oficina de la Comunidad Indígena de Sutiaba, CIS, y aunque deberían contar con el resguardo de las autoridades culturales locales y nacionales, el descuido ha generado un saqueo de este material.

El museo permanece completamente cerrado, las piezas arqueológicas de menor tamaño fueron guardadas en recipientes plásticos, mientras las piezas grandes se encuentran sin protección y en condiciones inadecuadas para su resguardo.

Según Fidel Bervis, Presidente de la CIS en León, muchas piezas indígenas han sido sustraídas por personas desconocidas, además, una buena parte de las reliquias de barro presentan un serio deterioro.

“Es lamentable que haya habido una fuga del material arqueológico. No es un secreto, y es de sobra conocido, que durante mucho tiempo las piezas indígenas han sido comercializadas en algunas ocasiones de manera legal e ilegal”, explicó el dirigente indígena, tras mencionar que hasta el momento no cuentan con un inventario de la cantidad de piezas arqueológicas.

El museo permanece cerrado desde octubre del año pasado, según Bervis Roque. Al tomar posesión la nueva Junta Directiva de la CIS, el pasado tres de mayo, solicitaron a la Alcaldía y al Instituto Nacional de Cultura, INC, servir de garantes en el levantamiento y conteo de las piezas indígenas que carecían de la protección debida.

Precisó que a través del ayuntamiento de la región Toscana, Italia, y esfuerzos propios de la CIS, se realizan los trabajos de rehabilitación del museo, que contará con nuevas vitrinas, luminarias, y una mejor atención a los visitantes.

Según el inventario elaborado por la CIS, en 2007, el museo contaba con 240 obras precolombinas de distintos tamaños, elaboradas en su mayoría a base de barro y piedras, (vasijas, ollas, platos, comales, piezas en forma de animales, piedras de moler y mojones, entre otros objetos), y existían, además, 60 textos que difunden la historia del pueblo indígena.

A juicio de Fidel Bervis, el museo podría entrar en funcionamiento en los próximos meses, sin embargo, para deslindar responsabilidades por la supuesta pérdida de piezas arqueológicas, solicitarán a las autoridades de Policía, al INC y a la Alcaldía, que sirvan de garantes al momento de desempacar los recipientes que guardan las piezas indígenas.