•  |
  •  |
  • END

En un dolor de cabeza se ha convertido para padres de familia y alumnos de dos importantes centros de educación de Rivas transitar por dos carreteras que pese a unir el centro de la ciudad de Rivas con la Carretera Panamericana se encuentran totalmente deterioradas desde hace más cinco años y hasta la fecha no existe ni señales de restaurarla.

Las deterioradas calles comunican al barrio El Calvario con la Carretera Panamericana por dos vías y son muy transitadas por vehículos, motocicletas, triciclos y bicicletas, ya que son la ruta de acceso al Estadio “Yamil Ríos Ugarte”, a los colegios Corazón de Jesús y Nuestra Señora de Fátima y a las instalaciones de la delegación departamental del Magfor Rivas.

Sin embargo, su abandono es tal que padres de familia del colegio Nuestra Señora de Fátima enviaron una misiva a la Alcaldía de Rivas expresándole los agravios que les causa transitar por esas calles, en las que los que van en vehículo logran esquivar un hueco, pero se van en otro, mientras que quienes transitan a pie van evitando caer en enormes charcas u hoyos, donde hasta pueden sufrir fracturas.

Calles igual de malas

El mal estado de ambas calles data desde el período edilicio del ex alcalde Mauricio Urtecho, y de su sucesor René Martínez Somoza, y ahora con el nuevo edil Wilfredo López, las calles siguen igual y en algunos tramos peor debido al mismo abandono, pero el vocero de la municipalidad, Mario Alemán, da esperanzas de reparar las vías el próximo año.

Según Alemán, el mal estado de ambos arterias es evidente y asegura que por eso será una prioridad en el plan de inversiones de 2010. Agregó que el deterioro de ambas calles es tal que ya no soporta hacer trabajos de mantenimiento porque, según él, lo indicado es adoquinarlas o reconstruirlas.