•  |
  •  |
  • END

OCOTAL

Alcaldes de las tres ciudades más antiguas de Nicaragua, Granada, León y Ocotal, celebraron el último miércoles, su primer encuentro de intercambio de experiencias sobre el desarrollo local y el turismo.

Granada fue representada por su vicealcalde Carlos Manuel Espinoza; León, por el alcalde Manuel Calderón; y por la Sultana del Norte, Carlos Norori y el Concejo en pleno. Como testigo de la reunión amistosa estuvo Edward Centeno Gadea, Presidente Ejecutivo del Instituto Nicaragüense de Fomento Municipal, Inifom, y ex alcalde de esta ciudad norteña.

Después que el edil Norori, realizara una remembranza de la historia de Ocotal, los ediles, concejales e invitados hicieron un brindis con vino neosegoviano, y cargado de vivas a cada una de las urbes, cuyo ombligo proviene de la colonización española.

Cada uno de los munícipes expuso sus respectivas experiencias sobre políticas y desarrollo del turismo y concluyó con un recorrido por sitios históricos de Ocotal.

Las raíces de un pasado

De forma paralela, la Comisión Ciudad Segovia, integrada por civiles, por el rescate y promoción de valores culturales de este departamento, inauguró la primera exposición de antigüedades, que se ha convertido en una atracción de niños, jóvenes y adultos, los que comentan la forma en que vivían los antepasados de la ciudad.

Familias autóctonas de Ocotal sacaron de los rincones objetos y menaje que con gran valor sentimental conservan por haber sido de uso cotidiano de sus antepasados, y que han revelado la existencia de un museo oculto en toda la ciudad.

“El pasado de los pueblos es uno solo. Entender en lo posible las tramas de la historia para ayudar a construir una sociedad ocotaleana más unida, integradora; y sobre todo, más humana y respetuosa de la diferencia”, expresó Haydée Castillo, integrante de la Comisión de altruistas.

En las salas del Club Social, los ciudadanos tendrán la oportunidad por 5 días de apreciar artefactos de música antigua, como un piano Weser Bros que data de 1879, un equalímetro (instrumento de medición) de mediados del Siglo XIX, restos de una máquina para embotellar refrescos que llamaban chibola, y que funcionó en los años 30 del siglo pasado.

También restos de la primera imprenta tipográfica que trajo Monseñor Nicolás Antonio Madrigal en 1927, la primera planta telefónica que llegó a la ciudad en los años 50 del siglo XX. De esta misma época figuran equipos de Radio Hernández de Córdoba, que emitía en onda corta. La variedad de objetos es amplia, donde incluye vasijas de pobladores precolombinos, documentos históricos y hasta una pipa metálica que usó el general Juan Gregorio (El Gato) Colindres, entre 1920 y 1930.

La Alcaldía también abrió en la Casa de Cultura una exposición de fotografía con tópicos antiguos de la ciudad y sus habitantes, que reflejan el pasado y una herencia cultural que influye en el presente, en un momento en que la ciudad conmemora con diferentes actividades culturales, el Bicentenario de la elección de su primer Ayuntamiento.