•  |
  •  |
  • END

La baja recaudación de impuestos y los severos recortes presupuestarios en las transferencias que el gobierno central destina a la Alcaldía de León están ocasionando perjuicios no sólo en la inversión social, sino en la estabilidad laboral de más de mil trabajadores.

 “Tratamos de garantizar la estabilidad laboral porque la situación económica a nivel mundial está muy grave, no hemos despedido a nadie y estamos buscando las forma de salir adelante. Estamos preocupados porque teníamos una proyección para recaudar ocho millones de córdobas, pero hasta la fecha solamente se cuenta con cinco millones”, aseguró Mario Balladares, Gerente de la Alcaldía de León, tras agregar que el presupuesto está por debajo de la realidad recaudada.

Según el funcionario de la comuna, el déficit presupuestario en el presente año supera los 40 millones de córdobas. “El presupuesto anual de la comuna es de 130 millones de córdobas, y a como van las cosas el presupuesto llegará a unos 80 millones de córdobas”, añadió el gerente de la municipalidad.

Asimismo, manifestó que la falta de recaudación de impuestos y el recorte de las transferencias gubernamentales están perjudicando toda la inversión en infraestructura, porque lo recaudado únicamente cubre el pago de los servicios básicos y la planilla de los trabajadores.

 
Estrategias de cobro
De acuerdo con Mario Balladares, actualmente, se impulsan estrategias para que la población acuda a pagar los impuestos. “Estamos implementando el sistema de rebajas en los impuestos con el objetivo de que la población se acerque a las ventanillas a pagar las deudas acumuladas en los últimos años, ya que tenemos una mora de 85 millones de córdobas por el no pago de impuestos”, refirió el funcionario.

Ante la amenaza de paro por parte de los trabajadores aglutinados en el Sindicato de Trabajadores de la Alcaldía de León, Sitradel, Balladares aseguró que un paro de labores provocaría una situación insostenible económicamente a la municipalidad, porque la Alcaldía está prácticamente en la quiebra.

También persiste la amenaza de un paro en el transporte selectivo. Más de 800 unidades de taxis debidamente constituidas exigen a las autoridades de la municipalidad la regulación y el ordenamiento en el transporte, además, piden la desarticulación de más de 200 unidades de taxi piratas.