• |
  • |
  • END

Seleccionados por su barrio y comarca, 17 pobladores del municipio de Chinandega debidamente nombrados por la juez local del Crimen, Claudia Noguera, iniciaron su labor como facilitadores judiciales para solucionar conflictos en delitos de menor peligrosidad.

Los facilitadores son originarios de los barrios San Agustín, Ayapal, Palavicini y Montserrat, y de las comarcas Rancherías, San Benito, La Mora y Las Veinte, entre otras, y fueron entrenados por Eddy Molina, funcionario de la Organización de Estados Americanos (OEA), durante el primer seminario de una serie que se realizarán en las próximas semanas.

La doctora Noguera dijo a EL NUEVO DIARIO que el rol de los 17 facilitadores, entre los que hay varios estudiantes de la carrera de Derecho, es resolver pacíficamente conflictos a través de la mediación desde su comunidad.

La funcionaria aseguró que los facilitadores están facultados para resolver lo relacionado con faltas y delitos que no incurran en penas mayores a cinco años, por ejemplo: robos y hurtos pequeños, pleitos entre vecinos y daños, entre otros.

“Esos casos se pueden solucionar con diálogo ante un facilitador. Se hace un trámite de mediación con un acta, la cual se presentará ante el juez para que inscriban la misma, y las personas involucradas en el conflicto se comprometan a cumplir con la mediación”, expresó Noguera.

Manifestó que para que esta tarea resulte exitosa, han coordinado con la jefatura departamental de la Policía Nacional en el departamento de Chinandega, al mando del comisionado Douglas Pichardo Ramírez, para que oriente a los jefes de sectores en barrios y comarcas acerca de la contribución a la solución de problemas.

La juez añadió que actualmente la OEA colabora con capacitación acerca de mediación a los facilitadores judiciales, e imparte un diplomado a diferentes operadores de justicia, que incluye al Ministerio Público, Policía Nacional, Defensoría Pública, Poder Judicial y Derechos Humanos.

Indicó que el proyecto de los facilitadores judiciales es posible con fondos del Poder Judicial, de la OEA y del Reino Unido.

Se requiere otro juzgado local en Chinandega

La juez Local Penal de Chinandega dijo que mensualmente esa instancia recibe 300 causas, entre las que sobresalen delitos menos graves y faltas, las cuales ameritan mediación entre las partes.

“El juzgado local sólo es uno, y tenemos muchas causas, por lo que Poder Judicial ha hecho las gestiones para que se proporcione otro juzgado a Chinandega. Actualmente estamos viendo cuáles son los fondos que se van a desembolsar para ver si es posible o no la creación de otro juzgado”, afirmó la funcionaria.

En cuanto a los facilitadores judiciales explicó que éstos son establecidos conforme al Código Procesal Penal (CPP), por lo que tienen sus derechos y obligaciones, y en caso de que su integridad física peligre, debido a personas agresivas, el facilitador no podrá hacer la mediación, y la causa será remitida ante el juez competente.

Noguera agradece a Enrique Saravia Hidalgo, Alcalde de Chinandega, por el apoyo al programa de los facilitadores judiciales para caminar por la senda de la solución de los conflictos.

“Los facilitadores están bajo la dirección y coordinación del juez Local Penal y no recibirán salarios; es una labor altruista, sólo se les proporcionará viáticos para su movilización. Ellos informarán al juez acerca de la elaboración de las actas, y se ratificarán las mediaciones, las cuales serán inscritas en un libro”, explicó, y añadió que continuarán seleccionando personas en otros barrios y comarcas para que sirvan como facilitadores judiciales.

Apoyo incondicional de la Alcaldía de Chinandega

Enrique Saravia Hidalgo, Alcalde de Chinandega, dijo que la comuna apoya incondicionalmente el proyecto porque es vital para la convivencia pacífica en barrios y comarcas de este municipio, uno de los más poblados de Nicaragua.

Aseguró que los facilitadores judiciales contribuirán decididamente a la mediación de conflictos para que problemas comunes que se pueden resolver mediante el diálogo, no concluyan en hechos lamentables.

“Esta tarea ayudará al ordenamiento y a la no aglomeración de casos en los juzgados. Esperamos que las personas designadas tengan la conciencia y el valor suficientes para impartir justicia. Es importante que los facilitadores son personas honradas, capacitadas, con suficiente autoridad moral, y han sido bien seleccionadas por pobladores de sus barrios y comarcas para cumplir su importante tarea”, expresó el alcalde.

Dispuestos a trabajar

Serenia Ramírez Bertrand, habitante del Reparto Montserrat de la ciudad de Chinandega, dijo que está entusiasmada y dispuesta a trabajar a favor de la mediación de conflictos.

Calificó de valiosa la tarea que desarrollarán como facilitadores judiciales, debido a que contribuirán a disminuir los índices de violencia, y personas de escasos recursos podrán solucionar sus problemas sin incurrir en gastos para asistir a las citas en los juzgados.

Por su parte, Sadis Hernández, originaria de la comarca San Benito y estudiante de Derecho, apuntó que los 17 facilitadores judiciales tienen conocimiento de las leyes y técnicas a usar para facilitar la mediación entre las partes.

Rogelio Edmundo Benavides, oriundo de la comarca Rancherías, afirmó que tradicionalmente se registran problemas, los cuales pueden ser solucionados mediante la mediación, por lo que trabajará con voluntad para que los conflictos se resuelvan bajo la premisa de que hablando se entiende la gente.