Ingrid Duarte
  • |
  • |
  • END

Los productores grandes, medianos y pequeños de arroz de la zona de Malacatoya, ubicada al norte de esta cabecera departamental de Granada, podrán sacar la cosecha en los meses de noviembre y diciembre, con tranquilidad y seguridad, expresó el subcomisionado Luis Alonso Carrillo Hernández, jefe de la secretaría ejecutiva de la Policía Nacional en este departamento.
Carrillo dijo que implementarán estricta vigilancia en todas las propiedades que cultivan la gramínea de la semilla harinosa comestible. Habrá protección, antes y durante la recolección del grano en granza, hasta los trillos, si es posible, en los tramos de carretera instalarán retenes, durante el corte y traslado, reafirmó.

“Tendremos miembros de la Policía en motos, a caballo, a pie, vigilantes para evitar cualquier problema, en toda esa extensión, de donde sale el 30 por ciento de la producción nacional de arroz, esta vez, agregó de 1,080,000.00 (un millón ochenta mil quintales) de ese alimento básico para los nicaragüenses, y para la exportación.
Recalcó que la cobertura principal será en los momentos y días de pago a los trabajadores, aseverando que la cantidad de producción, puede generar de 35 a 45 millones de córdobas.

Según los datos del oficial de la Policía Nacional, en Malacatoya, la siembra de arroz es de 12 mil manzanas en surcos, “o sea mucha gente trabajando, además de la comercialización, en las fincas y en las distintas actividades”. Por eso, Carrillo acotó que la semana pasada hicieron el lanzamiento del “Plan Malacatoya” en coordinación con los productores, a fin de que haya colaboraciones recíprocas.

Las autoridades confirmaron que las mismas defensas serán orientadas próximamente a los productores de arroz del municipio de Nandaime, principalmente a los de Llanos dorados y a los de las riberas del río Ochomogo, donde la cosecha comienza en la segunda semana de noviembre.