Yelba Tablada
  •  |
  •  |
  • END

Juigalpa

Un proceso de consulta realizó la asesoría de la comisión de población, desarrollo y municipio de la Asamblea Nacional, con el objetivo de que cada territorio opine sobre el proyecto de Ley del Registro del Estado Civil de las Personas.

La comisión presidida por el diputado Agustín Jarquín Anaya, tiene la tarea de visitar todos los departamentos del país, para presentar la iniciativa de ley a todos los sectores sociales que tienen que ver con el Registro Civil de las personas, para que conozcan su contenido.

Quitar los sub-registros

El asesor legislativo de la comisión, doctor René Rivera, destacó que la ley estipula tecnificar los registros civiles que están ubicados en las alcaldías, y para este fin se establecerá una partida presupuestaria para que se les transfieran a los municipios y combatir los sub-registros elevados de nacimiento y defunciones.

El doctor Rivera señaló que la ley unifica todo los criterios que contemplan la constitución y otras leyes, ya que al no existir una sola ley de registro, los procedimientos no son unificados y esto es contraproducente para los ciudadanos.

En la actividad participaron alcaldes, vicealcaldes, concejales, funcionarios del Consejo Supremo Electoral, alcaldías, funcionarios del estado, fiscales, jueces, organismos que trabajan con la niñez y adolescencia, y los derechos humanos, y todas los actores claves que podrían opinar sobre la iniciativa de ley.


Inscripción antes de
un año es sin costo
Actualmente los registros inscriben a los niños menores de un año sin costo alguno, pero si los padres de familia se pasan de ese período, es otro proceso, ya se solicita una negativa de partida de nacimiento y se tiene que hacer acompañado de un abogado para realizar los trámites en los juzgados civiles, lo que significa un costo monetario, por lo que los progenitores desisten, perjudicando a los pequeños, que luego llegan a adultos sin contar con sus partidas de nacimientos.

Las áreas rurales del país presentan los mayores sub-registros de niños que no fueron inscritos en el Registro Civil de las Personas, dada la lejanías de estas oficinas y las condiciones precarias de las familias, para presentarse ante el registrador.

La iniciativa de ley plasma la posibilidad de acercar los registros civiles a las comunidades, para que sea mayor el acceso de la población a la inscripción de sus hijos, y que sea expedito el trámite de apuntar a todos los que aún no cuentan con un registro.

Uno de los principales problemas que presentan los padres de familias para poner a sus niños en la escuela es la falta de partida de nacimientos, por lo que la ley estipula que se puede ampliar el periodo de inscribir a los hijos hasta los seis años, para poder mejorar los procesos de todas aquellas personas que aún no cuentan con su documentos de nacimiento y por ende llegan a adultas sin poder tener una cédula de identidad.