•  |
  •  |
  • END

Un total de ciento cincuenta estudiantes de las escuelas “Arturo Montealegre” y Bautista de esta ciudad recibieron certificado de participación en el curso de un año contra las drogas, impartido por un oficial de Seguridad Pública de la Policía de Chinandega.

El curso fue auspiciado por el Departamento de Estados del Gobierno de Estados Unidos y por la Asociación Chinantlán, con apoyo de la delegación municipal del Ministerio de Educación.

El programa es conocido con las siglas DARE con las premisas Toma las riendas de tu vida y Para resistir las drogas y la violencia.

Durante el presente año lectivo, los 150 alumnos aprendieron la temática referida a funciones del cerebro, influencia de la publicidad, cómo afectan los cigarros, las bebidas alcohólicas, los inhalantes y la marihuana.

Además la importancia del cine, responsabilidades sociales y legales, retroalimentación para la interpretación de roles, posibles respuestas de rechazo, entre otros contenidos.

La profesora Ana del Carmen Blanco, delegada municipal del Ministerio de Educación en Chinandega, calificó de valioso el curso de prevención contra las drogas porque desde pequeños los estudiantes comenzarán a responsabilizarse en el no uso de las drogas.

“La educación se logra en los hogares desde que los estudiantes están pequeños para corregir sus errores. Con este curso pretendemos que los estudiantes que participaron en el mismo reproduzcan los conocimientos con otros alumnos para evitar caer en el flagelo de las drogas”, expresó la funcionaria.

Añadió que de esta forma los alumnos tomarán conciencia y no caerán en las manos de los estupefacientes que arruinan a muchos adultos, jóvenes y niños principalmente en barrios.

“Pretendemos evitar situaciones peligrosas que ocurren en algunos lugares principalmente durante las noches propiciadas por algunas personas que consumen drogas”, dijo.

Manifestó que procuran ampliar el Programa DARE a otros centros de estudios del municipio de Chinandega con el apoyo del Departamento de Estado, Asociación Chinantlán y la Policía Nacional.

Lamentó el hecho de que grupos delincuenciales utilicen a niños y adolescentes para traficar droga por lo que recomendó a padres de familia ser férreos en la educación de sus hijos.

Un profesor agradeció a las instituciones referidas por esta iniciativa maravillosa que servirá para que decenas de estudiantes se encaminen por el camino del bien, y no incurran en vicios.

El deber cumplido

El comisionado Fernando Escobar, jefe de Seguridad Pública de la Policía de Chinandega, expresó que de esta manera la entidad del orden público y la seguridad ciudadana se siente orgullosa del deber cumplido.

“Debemos ser coherentes con lo que predicamos y lo que hacemos; solicitamos a profesores y padres de familia ser coherentes y estar comprometidos con la defensa de sus hijos y la sociedad para continuar en la lucha contra el flagelo de las drogas”, indicó el oficial.

Dijo que en los próximos días entregarán otros noventa certificados a igual cantidad de estudiantes de otros centros de estudios como el Instituto “Tomás Ruiz Romero”, en cuyos alrededores (barrios aledaños) han desarticulado varios expendios de droga.

“En este curso los alumnos obtuvieron excelentes calificaciones, lo cual nos enorgullece. Esperamos obtener más materiales didácticos para impartir clases a más alumnos, eso nos enorgullece”, expresó.

En similares términos se pronunció Javier Espinoza, coordinador ejecutivo de la Asociación Chinantlán, quien aseguró que el próximo año seguirán apoyando con apoyo logístico para la realización de este tipo de capacitaciones a decenas de alumnos de otros centros de estudio del municipio de Chinandega.

“Formo parte de la comisión para prevenir el consumo de drogas en escuelas primarias e institutos suministrando recursos financieros y materiales para organizar este tipo de eventos como el impartido este año”, afirmó el funcionario.

Padres y alumnos contentos

Margarita Bendaña, madre de una niña de la escuela “Arturo Montealegre”, la cual recibió el curso agradeció a las instituciones por esta excelente iniciativa que despertó en su hija interés por prevenir el flagelo de los estupefacientes.

“Mi hija estudió mucho, se preparó con la ayuda del instructor de apellido Granera de la Policía de Chinandega, ahora tiene su diploma lo que hace muy feliz a su familia”, aseguró la progenitora.

Rusel Ramírez Urrutia, alumno del mismo centro de estudios, afirmó que ahora conocen cómo afectan las drogas y están listos a trasmitir los conocimientos a otros alumnos.

Kevin Alexander Maradiaga se mostró orgulloso con el certificado recibido, como un reconocimiento a su participación en el curso, el cual considera muy valioso.

Karla América Fernández afirmó que éste es el primer peldaño en el aprendizaje de cómo enfrentar las drogas y el daño que hacen, y están comprometidos a trasmitir sus conocimientos y apreciar a sus padres, que son la mejor guía en la educación, al igual que los maestros.