•  |
  •  |
  • END

Colaboración

Con apenas once meses de estar al frente de la Alcaldía de Masaya, los problemas ya salen a relucir para el alcalde Félix Trejos.

En esta ocasión, los trabajadores de la municipalidad, específicamente los del área de campo, están demandando la entrega de uniformes para la realización de sus labores. “El problema ahora es que no nos han entregado los uniformes que nos corresponde de la segunda entrega, de igual forma demandamos que nos suministren el resto de vestimentas que nos deben desde la primera entrega.

Según reza el convenio colectivo, las unidades deben ser entregadas cada seis meses y ese período ya se venció. A eso se le llama, violación al convenio colectivo”, señaló el sindicalista Favio Torres.

“Que honre su palabra”

Los quejosos reclaman que Trejos honre su palabra, “sin embargo, en una conversación que sostuve con Elieth Murillo, directora administrativa de esta comuna, (ella) me dijo que todo el procedimiento lo hizo, (el área de) adquisiciones, (pero que) el doctor Trejos lo mandó a suspender”, aseguró Torres. De igual forma, anunció que de no tener respuesta, los trabajadores piensan en otro tipo de acciones.

El área de campo lo conforman barrido de calles, recolección de basura, operarios de parques, cementerios, mantenimiento y del medio ambiente.

Diferencia por salario

Por otra parte, el concejal liberal, Donald Schiffmann, explicó a EL NUEVO DIARIO, que en el convenio colectivo que cada año tienen que analizar, los trabajadores de la comuna, en el pliego petitorio solicitaron un incremento salarial de al menos el 15 por ciento, pero la patronal les ofrece el 6 por ciento. “Nosotros hemos hecho un estudio del presupuesto, y concluimos que sí se puede llegar hasta el 15 por ciento”, considerando que se pueden hacer algunos ajustes como la solicitud de que a los directores no se les aumente por este año, señaló.

“Pedimos que cesen las contrataciones de personal ajeno a la municipalidad. Según datos que tenemos, más de cuarenta personas están trabajando por contrato en diferentes aéreas, y provienen de otros departamentos, a quienes se les tiene que pagar, viáticos, transporte y alimentación”, detalló Torres.

Aseguró que dicho personal es innecesario, y que el gasto del personal, del nuevo módulo de construcción, sería alrededor de un millón y medio de córdobas al año.

Quisimos obtener la versión de Elieth Murillo, Directora Administrativa de la municipalidad, pero ésta se negó.