• |
  • |
  • END

Pequeños y medianos productores del grano de oro de Carazo, Masaya y Granada están preocupados por la falta de desembolsos de préstamos e incentivos en políticas gubernamentales que impulsen el renacimiento de la caficultura en el Pacífico, que hace varios años se conocía como la zona del Triángulo de Oro, que generaba empleos indirectos a miles de caraceños y municipios aledaños.

“La cosecha está retrasada, estamos en la etapa del graniteo y se ha recolectado apenas el 5% de la producción, todo esto debido a la falta de lluvia y el clima de la región, seguido de la ausencia de políticas de gobierno que proyecten este rubro en la zona”, afirmó el licenciado Rafael Márquez, representante de la empresa exportadora en Carazo, Enicasa.

“No hay apoyo del gobierno”

“La tecnificación en las fincas cafetaleras del Pacífico, las recomendaciones y financiamiento por parte del gobierno central sólo ha quedado en promesas porque hasta el momento no se han recibido visitas por parte de las instituciones como el INTA o el Magfor, los productores de café somos menos y las fincas cafetaleras van desapareciendo porque se están ocupando para sembrar otros cultivos, ya que el café no está proyectando las utilidades que esperábamos”, dijo Mario Palacios Rodríguez, productor de San Marcos.

Recolectarán 70 mil quintales

Márquez vaticinó a END que “entre nuestras expectativas esperamos recolectar 70 mil quintales del grano de oro en la zona de la cuarta región, a pesar de que la producción de este ciclo agrícola es menos, el precio a nivel internacional es de 143 dólares, bastante favorable y oportuno para que los productores fijen sus cosechas”.

En esta temporada de café 2009 se estima que se generen unos ocho mil empleos indirectos, entre ellos cortadores, transportistas ayudantes que laboran en las siete mil manzanas de café que se reportan en la zona del Pacífico.

El caficultor Rafael Márquez también manifestó que “estamos acatando la última decisión del Ministerio del Trabajo sobre la normativa del medio cortado, pagando la cantidad de 10.25 córdobas”, finalizó.