• |
  • |
  • END

Una ciudadela turística, ubicada frente al Lago Cocibolca y cerca de la frontera de Peñas Blancas podría estar desarrollándose en un plazo de cinco años si los dueños del proyecto “Santa Marta Developmets”, obtienen el aval del permiso de impacto ambiental que presentaron ante las autoridades del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (Marena).

De acuerdo con el documento de solicitud de impacto ambiental que se encuentra en período de consulta en Marena–Rivas, el proyecto contempla una inversión inicial de un millón de dólares y crearía más de 80 empleos que serían trabajadores para la construcción de la ciudadela que se edificaría del kilómetro 138.5 de la carretera Rivas-Peñas Blancas 600 metros al oeste, frente a las costas del Gran Lago.

En el documento se detalla que el proyecto consiste en impulsar un desarrollo ecoturístico que utilice inversión tanto nacional como extranjera, teniendo como escenario un área de 246 hectáreas, donde se construirá un complejo de oferta residencial consistente en una villa de 42 casas de habitación de carácter privado, con sus respectivas piscinas, y un área de apartamentos comprendido por 102 edificios de dos plantas con cuatro apartamentos cada uno, más un área de Spa.

Con dicho proyecto los socios de “Santa Marta Developmets” pretenden contribuir a la dinamización del sector turístico, aprovechando la ubicación del mismo, ya que estará cerca de la frontera y las costas del Lago Cocibolca y con una impresionante vista a Isla de Ometepe, por lo que en el documento explican que se elevará el atractivo natural turístico de la zona.

En el proyecto también se detalla que entre los principales beneficiados con los empleos directos e indirectos serían las habitantes de las comunidades de La Virgen y Sapoá, quienes también recibirían como fomento un mejor ambiente y contribuir a la economía nacional y local