•  |
  •  |
  • END

Juigalpa

Sindicalistas de asociaciones que pertenecen a la Central Sandinista de Trabajadores de Chontales, participaron de una capacitación sobre los juicios orales en el ámbito administrativo, que ya está aplicando el Ministerio del Trabajo, en tres aspectos: cierre de empresas, despidos masivos de trabajadores, o por la vía del artículo 48 del Código del Trabajo.

Concepción Guzmán, dirigente de CST en Chontales, señaló que la entrada en vigor del decreto ley de procedimientos administrativos laborales, conlleva a preparar a todos los dirigentes sindicales para que éstos a su vez preparen a los trabajadores, en cuanto a los procedimientos de estos juicios orales.

Juicios técnicos

“Cualquier trabajador que sea despedido sin causa justificada, puede iniciar un juicio oral administrativo en el Mitrab, pero son juicios muy técnicos que tienen que mantener atentos a los trabajadores, porque un solo procedimiento no cumplido puede ser desfavorable para el trabajador”, destacó Guzmán.

Procedimiento expedito

La ventaja es que es un procedimiento más expedito, porque el trabajador puede iniciar la causa verbal. Con sólo el hecho de personarse al Mitrab e informar de un despido injustificado, se notifica a las partes para dar inicio a un juicio oral, y el trabajador puede ser representado por un dirigente sindical o por un procurador laboral acreditado ante el Mitrab, enfatizó el dirigente sindical.

En Chontales, la CST ha capacitado a ocho procuradores laborales que sirven a los trabajadores organizados en estos sindicatos, y los defenderán ante cualquier injusticia laboral de que sean víctimas.

“Aunque todavía no están las condiciones necesarias en las delegaciones del Mitrab para estos juicios orales administrativos, creemos que los casos laborales serán más ágiles.

“Antes se estancaban las causas, y pasaban largos períodos y nunca les resolvían, ahora en las mismas audiencias conciliatorias se le puede resolver al trabajador, sin embargo, éstos tienen que estar más preparados para defenderse y presentar todas las pruebas a su favor para ganar el juicio a su empleador, ya que los mismos no son apelables”, destacó Concepción Guzmán.

Otra ventaja para el trabajador es que se puede hacer representar por un procurador laboral, y esto no le traerá costos, ya que muchos desisten sus causas por no contar para los pagos legales de un profesional del Derecho.