•  |
  •  |
  • END

Contar con una casa club donde pueden converger, divertirse y trabajar, es la meta que La Asociación de Jubilados de Rivas (AJUR), espera cumplir en 2010, al igual que la obtención de la personalidad jurídica. Tal versión la confirmó el presidente de AJUR, Héctor Rafael Mairena, de 70 años.

Según don Héctor, para las personas de tercera edad y jubilados, ha sido una larga lucha contar con una casa digna donde puedan reunirse, y algo similar les ha sucedido con la personalidad jurídica.

“Pero ahora esperamos que el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), nos construya la casa club en 2010, y a cambio nosotros les entregaremos una de las dos manzanas de tierra que tenemos disponibles”, destacó.

Agregó que la propuesta del “cambalache” se la hizo personalmente a la viceministra ejecutiva del INSS Isabel Green, durante una visita que ésta realizó recientemente a Rivas, y, según él, existe una respuesta positiva.

Don Héctor explicó que la casa será de gran utilidad para ellos, “ya que pensamos disponer de habitaciones que estarían disponibles para jubilados que visiten Rivas, de zonas lejanas como la Isla de Ometepe o Cárdenas, y no les dé tiempo de regresar a sus lugares, pero también pensamos disponer de áreas recreativas donde se pueda jugar ajedrez o billar, un salón de reunión y de una pequeña parcela en la que se pueda sembrar diversos cultivos” comentó.

Al final, don Héctor expresó que los jubilados rivenses no reciben de parte del INSS el apoyo que por ley le corresponde, y puso como ejemplo su caso, ya que según él, su pensión es de apenas el 25% del salario que devengaba al momento de jubilarse. A la vez, destacó que también hay injusticia con las personas que cotizaron más de 750 semanas y en relación con los que no las cotizaron.