•  |
  •  |
  • END

Con música, piñatas, bailes y regalos, la Red de Enfermeras del departamento les celebró la Navidad a 43 niños, de los diferentes municipios, que padecen leucemia.

“El objetivo de esta actividad es pasar un rato ameno con los niños que sufren de la mortal enfermedad: la leucemia. Del total que nosotros apadrinamos este año, el 70% son niños y el resto niñas, que luchan día a día para poder sobrevivir”, dijo Patricia Quintana Campbell, integrante de la Red de Enfermeras para la mitigación del cáncer, en Carazo.

“Este año por la crisis económica estábamos por cancelar la actividad, porque no se recolectó lo necesario para hacerles su fiesta, ya que nosotros actualmente para realizar esta labor humanitaria no tenemos apoyo de la empresa privada ni mucho menos del Estado”, añadió.

Quintana dijo que como Red de Enfermeras trabajan voluntariamente con los niños y niñas, “y gracias a Dios logramos completar el presupuesto y los regalos requeridos para la celebración”.

María Elena Sánchez, habitante del barrio Quisquiliapa, dijo que “mi hijo tiene tres años y somos de escasos recursos, ahora él está muy alegre porque le dieron su regalito y disfrutó de la fiesta de payasos y de piñatas. Desde que él nació, le detectaron cáncer, y hemos luchado duro, ya que semanalmente le realizan quimioterapias que lo dejan sin ganas de comer. Además, el sufrimiento de él lo sentimos todos en la familia”.

Es importante mencionar que esta red de enfermeras que ayudan a los niños con cáncer, hace todo lo posible para combatir la enfermedad, junto a los padres de los menores, pero, a pesar de todo, anualmente fallecen dos niños en Carazo.