•  |
  •  |
  • END

Desde el 2003, el hospital “Gaspar García Laviana” de la ciudad de Rivas tiene el mérito de ser el único centro asistencial del Ministerio de Salud a nivel nacional, en disponer de clavos Sing a la hora de realizar cirugías ortopédicas, y entre los más beneficiados con dichos instrumentos están los motorizados que son los que constantemente ingresan con fracturas de hueso largo, producto de accidentes de tránsito.

Según el director del hospital sureño, doctor Wilfredo Aguilar, dicho centro asistencial goza del privilegio de contar con estos clavos intramedulares, gracias a la ayuda de la fundación Washington Orthopedic Center, la cual realizó coordinaciones con otra fundación norteamericana que es la que desde el 2003 dona los clavos, cuyo costo por unidad según el doctor Aguilar es de 500 dólares, por lo que personas de escasos recursos les sería imposible adquirirlos.

Se los reemplazan

El doctor Aguilar añadió que cada vez que utilizan uno de estos costosos clavos lo reportan vía internet a la fundación que se los dona y de esa manera les reenvían el material que se va utilizando “por lo que nunca estamos desabastecidos y siempre mantenemos el principio de gratuidad”, explicó.

Agregó que una de las ventajas de uso de los clavos intramedulares es que los pacientes se restablecen en menos tiempo, pero según sus palabras estos clavos sólo los utilizan cuando hay fracturas de hueso largo como el fémur, “ya que en esos casos el clavo se introduce con los equipos especiales que tenemos en la médula del hueso y permite que la fractura se estabilice en menos tiempo”, detalló.

Llamado a motociclistas y a Policía Nacional

El doctor a la vez aprovechó la oportunidad para instar a la Policía y a la sociedad civil a realizar una campaña de concienciación dirigida a los motociclistas, ya que según él, son los que han ocasionado un incremento del uso de clavos intramedulares en cirugías ortopédicas, debido a los constantes accidentes de tránsito en los que se ven involucrados.

“Al hospital ingresan en promedio de 3 a 4 motociclistas al día, y los que vienen con fracturas al menos pasan hospitalizados un mes, y hay que estarles suministrando medicamentos como antibióticos fuertes”, agregando que estas operaciones en centros privados cuestan como mínimo un mil dólares, por lo que señaló que los motorizados los desgastan física y económicamente, y por esta razón señaló que ya son una epidemia, y por eso cree que se debe impulsar una campaña.