Máximo Rugama
  •  |
  •  |
  • END

Mano dura a los motorizados, ciclistas y conductores de taxi que circulan de forma imprudente por las vías de este departamento e impulsar una campaña de educación vial y manejo defensivo, son entre otras las tareas de las autoridades de la Policía del Tránsito en Estelí, en el primer semestre de este año.

La Policía ya solicitó apoyo a empresarios y comerciantes para que aporten pintura destinada a los pases peatonales, ubicados sobre el tramo de Carretera Panamericana desde el sector conocido como Las Cañas-La Trinidad (en el sur) hasta la zona de Ducualí-Condega (en la parte norte).

El oficial Carlos Kécsher, dijo que “pondrán mano vigorosa” contra los padres que le prestan sus motocicletas a sus hijos menores de edad, sin que tengan documentos legales para hacerlo.

Prohibiciones

Las autoridades policiales también serán enérgicas con los dueños de automotores que los estacionan sobre aceras, poniendo en peligro la vida de los peatones que deben bajar a la calle para circular.

También serán objeto de multa aquellos que estacionen sus vehículos frente a hidrantes, garajes, centros de salud, hospitales y otros lugares señalados como de no parqueo.

También se contempla aplicar la ley para quienes hacen sonar las bocinas en horas de la noche. Quienes cometen esta alteración generalmente son conductores de autobuses de servicio expreso o los furgoneros.

Cero parqueos privados

Asimismo la Policía y la Alcaldía aúnan esfuerzos para que las áreas destinadas a estacionamiento de taxis y autobuses de transporte urbano colectivo, no sean utilizadas por los conductores de vehículos privados.

¿Se cumplirán normas?

Las autoridades sancionarán a pobladores que realicen construcciones y dejen materiales como arena y tierra sobre las aceras.

Varios estelianos también clamaron porque la Policía y la Alcaldía apliquen una ordenanza, dictada en la década de 1990, por el Concejo que prohíbe el uso de equipos de sonido a alto volumen.

También hicieron un llamado a las autoridades para que saquen de la ciudad todos los talleres tanto de reparación de autos como de baterías, ya que contaminan el ambiente y obstaculizan la circulación.