•  |
  •  |
  • END

El narcotráfico internacional recibió ayer su primer revés de 2010 en territorio de Rivas y a nivel nacional, ya que a las 2:10 de la madrugada, la Policía de este departamento le incautó 474 kilos de cocaína con 452. 3 gramos, que había ingresado a nuestro país por puntos ciegos de la frontera de Peñas Blancas.

Los traficantes depositaron la droga en 15 sacos que alojaron dentro de un jeep costarricense que se dirigió con el cargamento hacia Rivas, y el cual era conducido por el tico Juan Carlos Guido Bolandi, de 44 años.

El tico ingresó con otro sujeto, pero según las autoridades, éste se dio a la fuga.

Según el comisionado mayor Carlos Espinoza, jefe departamental de la Policía de Rivas, el contundente quiebre tuvo como escenario el Hotel “Río Lago”, ubicado en el kilómetro 119 de la Carretera Panamericana sur, contiguo al puente Las Lajas.

En dicho centro turístico el tico ingresó a las cinco de la tarde del jueves con el jeep Laredo, negro, placa 667603, y solicitó una habitación para pasar la noche.

Sin embargo, Guido Bolandi cometió el error de de-sacatar un alto que le hizo una patrulla policial 500 metros antes de llegar a la entrada del hotel, lo que ocasionó que el encargado de la patrulla lo siguiera, y al detectar la camioneta en el interior del hotel procedieron a requisarla, y fácilmente se percataron de la droga, ya que era trasladada como algo normal.

Tico con antecedentes

Según el comisionado Espinoza, al abrir los 15 sacos encontraron 432 paquetes rectangulares con los logotipos de “Cara de Pantera”, “3M”, “11” y “Pájaro”, y al confirmar que se trataba de cocaína, procedieron a detener al costarricense, el cual --de acuerdo con el sistema judicial tico--, ya ha sido procesado en su país por drogas, según consta en expediente 05-015975-042-PE.

En el hotel pretendían trasegar la droga en un camión. Ahí también fueron capturados los nicaragüenses Junieth de la Concepción Herrera, de 22 años, y Julio César Torres Torres, de 44, ambos del domicilio de Managua; y William José López Umaña, de 27 años, con domicilio en el municipio de Nagarote.

De acuerdo con un trabajador del hotel, los tres nicaragüenses llegaron a las nueve de la mañana del jueves a bordo de un camión blanco de barandas rojas, placa M 069471, y solicitaron habitaciones para quedarse a dormir esa noche, al igual que lo hizo el tico que llegó seis horas después.

Se presume que la droga sería trasegada en dicho hotel del jeep al camión. Según el comisionado Espinoza, ahora tanto el tico como los nicas serán remitidos al Ministerio Público, por el delito de transporte de drogas.