•  |
  •  |
  • END

CHICHIGALPA,
El Ingenio San Antonio y Compañía Licorera Flor de Caña pertenecientes al Grupo Pellas, entre las más importantes empresas generadoras de empleo en el occidente del país, han decidido ampliar su contribución a la economía de Chichigalpa, creando más fuentes de trabajo para la población mediante el impulso de una pequeña cooperativa de costura que será manejada por esposas, hijas y hermanas de colaboradores del Ingenio, así como por personal recomendado por la Alcaldía de esa localidad.

El pasado 27 de diciembre fue la graduación de las participantes en el Proyecto de Capacitación de Costura, una iniciativa gestada desde la Gerencia de Fábrica del Ingenio San Antonio (ISA) y que contempló la participación de 31 señoras en un curso de costura de dos meses y medio de duración.

Curso con aportes a Inatec

El curso, impartido en el Instituto Regional de Occidente, tuvo un costo de 110 mil córdobas provenientes del aporte del 2 por ciento que la empresa hace al Instituto Nacional Tecnológico (Inatec), y se tiene previsto ofrecer un mes adicional de capacitación en máquinas industriales, dirigida a las alumnas más destacadas en el entrenamiento inicial.

El objetivo de este proyecto, que también incluye a madres solteras y a profesionales en desempleo, es que las beneficiadas, una vez capacitadas, puedan organizar una pequeña cooperativa que sería manejada por ellas.

Para hacer que este proyecto sea integral, el Ingenio San Antonio y la Compañía Licorera de Nicaragua estarían dispuestos a encargarles la elaboración de los uniformes que usan todos los colaboradores de estas empresas, debido a que actualmente esa vestimenta es hecha por talleres fuera del municipio, y lo que se pretende es priorizar la mano de obra calificada de Chichigalpa.

Producción por encargo

Los productos de la proyectada cooperativa chichigalpina también tendrían otro espacio de comercialización en la Alcaldía, que encargaría los uniformes que usan los trabajadores de la comuna.

La identificación de Nicaragua Sugar y de Compañía Licorera con los problemas de la comunidad, forma parte de la filosofía de Responsabilidad Social de estas empresas, que realizan cuantiosas inversiones en salud, educación, nutrición, recreación y construcción de infraestructura, a fin de elevar la calidad de vida de los pobladores establecidos en la zona donde desarrollan su actividad económica.